Escucha ahora

Trasnoche ADN


"Letra y música" y una selección de canciones "canceladas"

En su columna de Ciudadano ADN, Ricardo Martínez presentó una serie de canciones que en su época pasaban todo filtro, pero que hoy incomodan y resultan políticamente incorrectas.

'Letra y música' y una selección de canciones 'canceladas'

'Colegiala', de Miguelo. Foto:

¿Cuánto ha cambiado lo que toleramos en la música? La columna de Ricardo Martínez en Ciudadano ADN revisó éxitos musicales antiguos que, con los cambios sociales de los últimos años, hoy suenan inaceptables.

"Los que somos lingüistas hacemos diferencias entre uso y mención. Uno es cuando decimos un garabato, y el otro es cuando hablamos de ‘el garabato X’ y lo ponemos entre comillas. Por eso los lingüistas siempre decimos garabatos en clases", contó el profesor y experto en cultura popular antes de lanzarse a presentar su serie de canciones (disponibles en el audio adjunto).

La revisión incluyó odas al estupro como "Profanador de cunas" de Sexual Democracia, "Chica eléctrica" de La Pozze Latina, "Morena de quince años" de La Sonora Palacios, "Mini Lola" de Oscar "Lolo" Peña y Gabriela (integrantes del programa juvenil setentero "Música libre") y la infaltable "Colegiala" de Miguelo.

También resultan incómodas, por su fuerte componente clasista y racista, "El Corralero" de Los Huasos Quincheros, y "Negrito cumbá" de La Sonora Palacios.

E incluso "Cura de mi pueblo" de Los del Sendero (con José Alfredo Fuentes como primera voz), no pasa ninguna prueba de blancura al hablar de un sacerdote que "cuando yo era un niño, me hacías cariño". Ni tampoco "La ballena" de Susy Vecky, que con su culpa por la gordura seguido por un "yo quiero adelgazar" resulta una invitación al hoy llamado "body shaming".

Pese a todo, comentó el columnista, "antes las cosas se decían de forma metafórica. Ahora todo es más explícito y directo", asumiendo que, aunque en el pasado se le cantaba a actitudes que en ese tiempo estaban normalizadas, "hoy mucha gente está sacando del repertorio estas cosas, son otros tiempos, estamos más atentos a las cosas que se pueden y no se pueden decir".

X