Escucha ahora

La Prueba de ADN


"La Canción de la Tierra" en Santiago a Mil: Mahler ilustrado

La emblemática obra del compositor austriaco llegó al festival escénico en un montaje de Teatrocinema, con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile.

'La Canción de la Tierra' en Santiago a Mil: Mahler ilustrado

'La Canción de la Tierra': la obra es parte de Santiago a Mil. Foto: Patricio Melo, CEAC

Nuevos públicos. Nuevos contextos. La Orquesta Sinfónica Nacional de Chile arribó al Festival Santiago a Mil, con toda la exposición que eso conlleva. A eso súmese la presencia del mediático director Paolo Bortolameolli en el podio, quien se reencuentra con la agrupación tras casi cinco años, y el resultado solo ayuda a multiplicar la visibilidad de nuestra orquesta estatal.

Se trata del montaje “La Canción de la Tierra”, de la siempre imaginativa compañía Teatrocinema. Una puesta en imágenes de la partitura del mismo nombre de Gustav Mahler, interpretada en vivo, y en que los dos solistas vocales “actúan” dentro de las proyecciones típicas de las producciones de este equipo chileno. Los chilenos ya la habían montado junto a la Filarmónica de Los Ángeles, donde Bortolameolli es director asistente, y ahora lo puede apreciar el público local.


Escena del último movimiento. Foto: Patricio Melo, CEAC

El trabajo multimedia es envolvente, colorido, e ilustra claramente los versos de la obra, correspondientes a traducciones libres al alemán de poemas chinos. Es una forma de sumergirse de mejor manera en esta obra maestra, yendo directamente al sentido de los textos. Hay una unidad estética que se rompe en cierta medida en el cuarto movimiento, probablemente el menos logrado de este enfoque. Y también hay algunos momentos reiterativos, y de escaso movimiento, en el vasto final (“La Despedida”).


Paolo Bortolameolli. Foto: Patricio Melo, CEAC

El desempeño de la orquesta fue ejemplar, y destacó principalmente en cuanto a la diferencia de planos sonoros, y esa cualidad camerística de la obra, aspecto cabalmente aprehendido por Bortolameolli. Igualmente notables los dos solistas, el barítono Javier Weibel y la mezzosoprano Evelyn Ramírez. El canto de ambos fue cuidadoso, profundo, con excelente dicción, y en que hicieron gala de su nutrida experiencia en el campo de la ópera.


Javier Weibel, Evelyn Ramírez, Paolo Bortolameolli. Foto: Patricio Melo, CEAC

Altamente recomendado para apreciar de nueva forma una obra maestra, y también para quienes aún no conocen el trabajo que hace la principal orquesta del país. Quedan dos funciones, hoy viernes y mañana sábado en el Teatro Universidad de Chile.

X