Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Jorge López, actor chileno de Élite: "Me costó caro, pero concreté lo que siempre quise"

El actor, cantante y bailarín, parte del elenco de la segunda temporada de la serie española de Netflix, estuvo en Ciudadano ADN conversando sobre su carrera internacional.

Jorge López, actor chileno de Élite: 'Me costó caro, pero concreté lo que siempre quise'

Jorge López, actor de Elite. Foto: ADN.cl

Se hizo conocido en la serie argentina Soy Luna, de Disney Channel, y hoy es "Valerio" en la segunda temporada de Élite, en Netflix. El actor chileno Jorge López lleva cinco años en España "feliz, aprendiendo muchísimo, y cuando estás haciendo lo que te gusta no hay conciencia del tiempo", y estuvo en Ciudadano ADN contando más sobre una carrera internacional que está dando grandes pasos.

"A veces me asusto porque todo va muy rápido, pero estoy súper consciente del goce de la oportunidad y conectado con lo real, con mi familia", confesó López, que asegura que "la fama es una consecuencia, un circo que hay que jugar. Yo soy actor porque me gusta contar historias, y quiero trascender de ese lugar".

"Valerio" es un chico de padres millonarios enamorado de su hermana, interpretada por la mexicana Danna Paola. Según López, es el personaje que más ha disfrutado. "Es una temática compleja. Estamos transgrediendo", dice, agregando que se trata de una serie que "pone en el tapete cosas que estamos acostumbrados a maquillar. Pero la sociedad es así y los adolescentes hacen esas cosas. Mi personaje está solo, y es una realidad que al comunicarla siento que estoy salvando vidas".

“Élite" es una serie adolescente que ha despertado tanto aplausos como críticas. Cuando Jorge leyó el proyecto, recordó, "dije 'fuck', un estereotipo. Pero vengo de hacer Disney, otro estereotipo. Así que vamos". Sin embargo, con el paso del tiempo descubrió que la serie "parte con muchos estereotipos pero se rompen rápidamente. Los personajes tienen capas, no son lineales".

Para enfrentar a su personaje, buscó hacer "algo que trascienda, algo real. No vi Juegos sexuales, no vi Gossip Girl, no vi nada de lo que me dijeron que viera. Dije 'esto lo voy a trabajar desde mi creación, mi proceso personal'. Y estoy contento porque pucha que me dediqué". En ese proceso descubrió un entorno donde "conectamos todos, no hay competencia sino la conciencia de que cada uno es diferente y tu trabajo hace mejor el mío. Una cosa que acá todavía no ocurre".

Y hoy, después de inseguridades iniciales, ve los frutos de su trabajo. "Mis compañeros que se fueron a La Casa de Papel y ya no están (miembros del elenco de la primera temporada) me dijeron 'estoy enamorado de tu trabajo'. Ahí yo dije, basta de andar inseguro, de sentirte chiquitito, que son cosas que también arrastro de mi idiosincracia. Porque el chileno se achica". Y recuerda que "me hizo bien vivir cuatro años en Argentina, porque aprendí mucho de esa cultura. Ahí agarré seguridad para llegar a este proyecto. Disney fue mi escuela".

López es oriundo de la localidad de Llay Llay. Con su personaje, insiste, tiene "súper poco que ver, tengo la pura cara de cuico", aseguró entre risas, contando que "es verosímil, porque hace cinco años que no vivo en mi país y Valerio está solo. Entonces tengo en común ese sentimiento y lo demás lo construí".

Sobre su pasado, rememoró que "a los 15 años tuve una visión. Siempre tuve claro lo que quería hacer. Cumplí hasta los 17, fui el mejor en notas, me fue bien en la PSU, me ofrecían crédito, todo para tener una vida común y normal, que es respetable pero yo no lo quería. Me costó caro, me fui de mi casa en un acto de rebeldía, empecé a trabajar y me fui a Argentina en cinco años. Nada, concreté lo que siempre quise".

Sin embargo, López no se conforma, y asegura estar fortaleciendo su inglés para su gran objetivo: dar el salto a Los Angeles. Y complementando su faceta actoral con el canto y el baile, asegura que "me gustaría hacer una película musical tipo La la land".

Y ahora, el apoyo de su familia es incondicional. "Mi mamá acaba de llegar de Madrid, me acompañó a la alfombra roja, fue a la fiesta, conoció a los actores. Fue con mi hermano, que ama a Danna Paola. Fuimos a cenar todos juntos, una maravilla, cosas que no se repiten", contó. "Justo llegó mi mamá y mi hermano cuando se llenó de gigantografías de Élite. Íbamos caminando por la esquina de Colón, le digo 'mira la gigantografía, qué grande'. Y ahí estaba yo en un punto estratégico. Mi mamá se puso dura de la emoción. Es una locura, y estoy procesándolo de a poco como puedo", finalizó.

X