Escucha ahora

Ciudadano ADN


Hogar de Cristo, Fondo Esperanza y Techo dialogan con personas vulnerables sobre el estallido social

El director social del Hogar de Cristo, Pablo Egenau, mostró en Ciudadano ADN los resultados preliminares de estos llamados "círculos territoriales".

Hogar de Cristo, Fondo Esperanza y Techo dialogan con personas vulnerables sobre el estallido social

Pablo Egenau. Foto: ADN.cl

En 11 días, el Hogar de Cristo, el Fondo Esperanza y Techo han recogido las opiniones, necesidades y posibles soluciones al estallido social de casi 3 mil personas que "quedan al margen de la participación social". El resumen de lo declarado en esas más de 200 instancias de conversación territorial a lo largo de todo Chile fue presentado en Ciudadano ADN por el director social del Hogar de Cristo, Pablo Egenau.

La iniciativa se trata de "escuchar a personas que no acuden a los cabildos, o a las instancias de los municipios, entonces hay que tener la actitud productiva de ir y hacerlos sentir escuchados". La metodología, según explicó Egenau, se desarrolla en grupos pequeños o "círculos territoriales", de 12 a 15 personas, donde se les pregunta "cuáles eran sus emociones, las causas que precipitó la explosión social, sus demandas y su disposición para contribuir". De este modo, a fin de año se espera tener consultadas a 60.000 personas en distintos territorios.

De acuerdo a la información entregada por Egenau, entre los sentimientos expresados por estas personas "prevalecen la rabia y la esperanza, que coexisten", casi en un empate técnico de 41,9% y 40%. Y aparece también la tristeza en un porcentaje importante, 38,4%. Luego vienen la oportunidad de construir un país distinto y el miedo, entre otras.

Egenau remarcó que, en emociones como la rabia hay diferencias de género, siendo mostradas por un 54% de mujeres versus un 47% de hombres, lo que en su opinión tiene que ver con "el ejercicio cotidiano de tener que enfrentar carencias, dificultades, brechas. La pobreza tiende a explicarse en Chile desde las mujeres y los niños. Tienen menos esperanza que los hombres, menos oportunidades". Un fenómeno similar se observa en el miedo, emoción señalada por un 41% de mujeres y un 22% hombres. 

A la hora de indagar en las causas del estallido social, Egenau contó que aparecen "injusticia, desigualdad, sistema de pensiones, acceso y calidad de la educación y de la salud". Las demandas, en tanto, tienen que ver con el "sistema político, las pensiones, la salud y los ingresos".

Los caminos posibles para resolver este conflicto, en tanto, pasan por "la solidaridad y empatía, asistir a votar, mayor participación y organización cívica, la manifestación, y más y mejor diálogo".

En su rol a cargo del Hogar de Cristo, Egenau entregó algunas pistas para entender los hechos de violencia que han acompañado al estallido social, insistiendo que se trata de un tema donde "hay que hacer una mirada más compleja y no caer en la tentación reduccionista de creer que es simplemente lumpen". Para él, existen en el fenómeno diversos actores con diversas motivaciones. Según explicó, "evidentemente hay grupos pequeños que se plantean ideológicamente, con la violencia como camino lícito para cambios políticos. Luego hay un grupo importante que gira en torno a éste, con historias de desesperanzas crónicas, que no tienen una agenda política, más bien una emocionalidad juvenil de frustración. También está el grupo de oportunistas situacionales que profitan de los hechos de violencia como los saqueos. Y en lo más extremo, grupos de cultura delictual tradicional que ven aquí un momento para obtener recursos".

Según finalizó Egenau, "muchas de esas personas están actuando de una manera muy irracional, después toman distancia, 'por qué hice lo que hice, en que estaba'. Es un fenómeno psicológico, que con el tiempo vamos a dar cuenta de por qué un grupo importante de personas ejercen violencia en las calles".

X