Escucha ahora

ADN Noticias Resumen


Expertos en rock recordaron Woodstock en sus 50 años: "Fue el fin de la inocencia"

Sergio "Pirincho" Cárcamo y Ricardo Martínez revisaron en Ciudadano ADN lo bueno y lo malo del gran evento de 1969 que marcó la historia de la música.

Expertos en rock recordaron Woodstock en sus 50 años: 'Fue el fin de la inocencia'

Woodstock. Foto: Getty Images

Como un evento "que cambió la historia de la música, para mal" partió definiendo Sergio "Pirincho" Cárcamo al mítico festival de Woodstock -que por estos días cumple 50 años- en un panel de Ciudadano ADN que también incluyó al lingüista Ricardo Martínez.

Esto, según el experto en rock, porque fue planteado "con un lema muy bonito, tres días de música, paz y amor, y como la máxima expresión de la contracultura norteamericana", y sin embargo, "fue un impacto comercial tan grande a nivel mundial que de ahí para adelante empezó el auge de la industria musical. Comenzó la comercialización de la música y fue el punto final y la muerte de la contracultura".

En Woodstock, repasó, "no necesitaron a los medios para que llegara la gente": se habían vendido 180.000 entradas y se alcanzó una cantidad superior a las 500.000. "Negocio no fue", comentó "Pirincho", quien rescató el hecho de que, en el festival, "conocimos a muchos grupos que no conocía nadie y que saltaron a la fama", como Carlos Santana -en ese entonces víctima del bloqueo de Estados Unidos a Cuba-, The Who o Joe Cocker. Incluso, muchas emblemáticas canciones se editaron después de Woodstock, donde fueron tocadas por primera vez, según aprovechó de señalar Ricardo Martínez.

"Fue el fin de la inocencia" para una generación hippie que aspiraba a cambiar el mundo y "algunos sobrevivieron, otros terminaron siendo yuppies", señaló "Pirincho".

Martínez, por su parte, comentó sobre un paquete de 38 discos con 432 canciones que se acaba de poner a la venta: prácticamente todo lo que se escuchó en el mítico festival. "Un registro memorable. Algunas de las actuaciones en vivo más recordadas de la historia están en este festival".

"Antes las canciones duraban tres minutos. Woodstock inaugura los solos que las extienden un minuto y medio o más", indicó Martínez. Algo que en ese tiempo "se creía que a la gente no le iba a interesar", según "Pirincho".

"Hay autores que sostienen que la industria de la música siempre se ha movido entre lo artesanal y lo industrial, y Woodstock marca un cambio y en los 70 la música industrial tiene un dominio absoluto de la escena, con baches como el punk", comentó Martínez. "Aquí la idea de la música como algo que puede vender millones de dólares comienza a cuajar".

Y mientras Woodstock revolucionaba al Primer Mundo, el Chile de fines de los 60 recién se asomaba a estas nuevas tendencias musicales. Aunque “Pirincho", testigo presencial de la época, aprovechó de señalar que "Chile ha sido el laboratorio experimental de todo lo que ha ocurrido de la segunda mitad del siglo XX en adelante. Aquí había muchas tribus hippies, y le agregamos a eso la polarización política extrema", que terminó separando a las corrientes musicales según su posición. Y además, comentó, "por la orillita, viene toda la influencia de la música británica, que empezamos a recibir a través de los contrabandistas, y que fue copiada aquí en Chile".

X