Escucha ahora

Ciudadano ADN


Cristián Arcos y el historial de polémicas de Chile-Uruguay

El tenor escritor repasó varios emblemáticos encuentros entre las dos selecciones, además del estado de La Roja femenina y curiosidades sobre Reinaldo Rueda.

Cristián Arcos y el historial de polémicas de Chile-Uruguay

Chile vs. Uruguay. Referencial. Foto: Agencia Uno

Viviendo las horas previas al enfrentamiento entre Chile y Uruguay, el tenor escritor, Cristián Arcos, recordó en Ciudadano ADN una serie de partidos entre ambas selecciones que se volvieron memorables.

Partiendo, por supuesto, por el más reciente, y que hoy cumple cuatro años exactos: el triunfo de La Roja por 1-0 en la Copa América 2015, también un 24 de junio. Victoria recordada por la polémica del implacable "dedo de Jara" al uruguayo Edinson Cavani, que provocó la esperable furia del uruguayo traducida en un combo que lo hizo ganar su expulsión y un posterior Uruguay jugando con 10. "En el estadio no vimos nada, pensamos que Jara le había dicho algo que lo hizo enojar. Durante la transmisión empezó a circular la fotografía", recordó Arcos.

Otras efemérides similares son el violento amistoso del 25 de junio de 1975 en Santa Laura, que "de amistoso no tuvo nada", con una trifulca que terminó con 19 de los 22 futbolistas expulsados de la cancha, y un 3-1 a favor de Uruguay.

También recordable fue el 24 de marzo de 1985, cuando Chile venció a Uruguay 2-0 con el "gol imposible" de Jorge Aravena, que fue "incluso analizado por la física", además de legendarias anécdotas como el proyectil que recibió el juez del encuentro, o el limón que el uruguayo Venancio Ramos arrojó a la pelota para detener al chileno Jorge Ricardo Aravena.

Por último, el 1-0 a favor de Chile del 12 de noviembre de 1996, por las eliminatorias de Francia 1998, cuando Nelson Acosta sorprende al convocar a Luis "Chiqui" Chavarría, lo pone de titular y éste se dedicó durante 45 minutos a hacerle la vida imposible a Enzo Francescoli, estrella del partido.

En el minuto 44, recordó Arcos, Chavarría "le da un viaje" al uruguayo, le pega una épica patada y no volvió al segundo tiempo. Cuando los reporteros interrogan al chileno, "con una honestidad que tiene sólo la gente de provincia, dice 'gracias a Dios pude lesionar a Francescoli', añadiendo que 'el profe me dijo (que lo hiciera)'", según relató el tenor.

Cuando "las declaraciones cuando son muy sinceras, llaman la atención, y sólo son actos de sinceridad", reflexionó Arcos, pasando a las últimas declaraciones de Christiane Endler, capitana de La Roja Femenina.

"Llamó la atención que Endler dijera que José Letelier (técnico) se había equivocado en su estrategia, que faltaron jugadoras de experiencia en partidos importantes", dijo, evaluando que "si fuera otro tipo de circunstancia esto generaría una polémica. Me parece que aún hay un guante blanco hacia el equipo femenino". Para Arcos, María José Rojas fue "bastante más taxativa, ella dijo que la labor de Letelier ya había cumplido su ciclo. Sería muy raro que un jugador de la Selección (masculina) dijera lo mismo de Rueda".

A propósito de que en 2020 La Roja femenina debe jugar su repechaje a los Juegos Olímpicos, Arcos fue enfático en decir que un logro "las metería de verdad a una generación, además de ser pionera, en términos de resultados". Recordó que, dada la edad promedio de las jugadoras, también "hay que pensar en el recambio". "Ojalá que este envión no se quede en esta gran generación. Una clasificación a los Olímpicos las situaría en un lugar más recordable", remató.

Al final de su columna, Arcos volvió a Chile-Uruguay y comentó que hoy veremos un duelo "entre dos entrenadores operados de la cadera", Reinaldo Rueda y el uruguayo Oscar Washington Tabarez. Contó que a Rueda "cuando le decimos profesor es literal", ya que es profesor de educación física y estudió en Alemania. También "pertenece al grupo de entrenadores que nunca fueron futbolistas profesionales, no hay muchos pero hay, igual que Jorge Sampaoli, Beccacece o Mourinho". Otro que fue futbolista "pero jugó sólo 6 partidos y se retiró solo 'porque soy muy malo', según él mismo dijo, fue Marcelo Bielsa", contó.

Además de todo lo anterior, el colombiano a cargo de La Roja tiene otras peculiaridades, como poseer la nacionalidad hondureña por gracia tras clasificarlos al Mundial 2010, ser un "eximio ejecutante del acordeón" y "le gusta mucho el ballenato".

X