Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


¿Cómo explicarles a los niños el 11 de septiembre?: Vinka Jackson contó su propia experiencia

La experta en infancia dedicó su columna "Con ojos de niños" en Ciudadano ADN a recordar su propia experiencia de aprendizaje y a analizar el tema desde su perspectiva.

¿Cómo explicarles a los niños el 11 de septiembre?: Vinka Jackson contó su propia experiencia

11 de septiembre (referencial). Foto: Getty Images

A la hora de enfrentar preguntas infantiles de un tema que puede ser complejo de abordar , como el significado de la conmemoración del 11 de septiembre en un nuevo aniversario, la experta en infancia Vinka Jackson contó su propia experiencia, en su columna en Ciudadano ADN.

Primero, comentó la importancia de hacerlo "con mucho respeto por la historia de cada niño", dice, porque "es distinto en una familia donde hay detenidos desaparecidos, historias de exilio o pérdidas de seres queridos, a una con papás entre comillas 'comunes y corrientes', que pueden enfrentar de otra forma la pregunta" de por qué los 11 de septiembre son días difíciles o de duelo en Chile.

En su relato, Jackson contó lo que hizo, cuando sintió curiosidad del tema en una época en que no toda la información era fácilmente disponible. "Yo tenía 15, 16 años. Fui a preguntar a la Vicaría de la Solidaridad qué estaba pasando en este país. Y me recibió una mujer, que no supe hasta muchos años después que fue Ana González de Recabarren", relató la psicóloga.

Ella "se tomó todo el tiempo del mundo de hablarme de la historia de este país, sin odio. Entre lo que me dijo, me dijo que muchos soldados jóvenes a lo mejor no querían estar ahí. Fue tremendamente iluminador y reparador, y dejó una marca en mis caminos sucesivos", contó.

Años después, a Jackson le tocó hacer un ejercicio similar con la curiosidad de su hija, para lo que aprovechó "la marca de la señora González, de decir 'esto no se le hace a nadie, ni a tu peor enemigo'. Así, ella pudo ir construyendo su propia posición. Porque son conversaciones que tienen mucho más ángulos que sólo lo histórico o lo político: la ética, el cuidado".

La profesional enfatizó que "la historia es para el autocuidado, para lo que no quiero repetir", por lo que es importante entregarle a las nuevas generaciones el mensaje de "que cuiden lo que tenemos", sin olvidar "la posibilidad de ponerse en el lugar del otro, que es una pega dura". A la hora de hacerlo, y recordando las exigencias de ciertas personas de "empatar" entre la dictadura y el gobierno de Salvador Allende, Jackson clarificó que "a mí Ana González me contó de mucho antes", enfatizado que "ella misma llamaba a la nueva generación a no heredar el odio".

A partir de eso, la propia columnista recordó también sus observaciones del gobierno de Allende. "Me acuerdo de varios días haciendo la cola, arrancando de las manifestaciones, no entendiendo que no había pollo. Y pensaba '¿esas cosas daban para un ataque así?'. Incluso con ojos de niño era desproporcionada la respuesta: soldados matando a gente de tu propio país. Me acuerdo después de mi mamá tapándome los ojos en la calle por si veía muertos", relató Jackson.

En la segunda parte de la columna, Vinka Jackson también reflexionó sobre los tradicionales actos dieciochenos escolares, donde "los papás están más preocupados de sacar fotos y filmar que de ver el acto". Sostuvo que estas presentaciones "son una esfera del cuidado también, donde ojalá todos se sientan protagónicos, y se considere la diversidad de todos los niños, incluyendo a los que no les gusta actuar, bailar o maquillarse", agregando que "todo sirve para educar".

X