Escucha ahora

Ciudadano ADN


"Ciudadano a pata" y cómo cambia la ciudad con el estallido social

Mario Cavalla analizó consecuencias de la crisis, como la idea de cambiar el nombre de Plaza Italia a "Plaza de la Dignidad", o el incendio de importantes edificios patrimoniales.

'Ciudadano a pata' y cómo cambia la ciudad con el estallido social

Plaza Italia, rebautizada Plaza de la Dignidad. Foto: Agencia Uno

"Un pulso urbano diferente" captó el columnista Mario Cavalla la mañana después del acuerdo para la nueva Constitución después de 28 días de crisis social. El cómo se intervino la ciudad tras este estallido social fue lo que analizó "Ciudadano a pata", la columna urbana de Ciudadano ADN.

Uno de los principales cambios es cómo los espacios se refundan. Refundación donde destaca la posibilidad de que Plaza Italia sea Plaza de la Dignidad, una iniciativa que "prendió mucho", según Cavalla, que contó que el concejal de Providencia Jaime Parada inició una campaña para reunir 5.000 firmas para el cambio, las que "anoche ya iban en 4.800 para presentárselas al Consejo. Yo creo que van a lograr el objetivo".

Al respecto, según el conductor de Ciudadano ADN, Aldo Schiappacasse, se trata de una iniciativa emblemática porque "se cae el Plaza Italia para arriba y Plaza Italia para abajo, la división entre ricos y pobres, y somos todos más felices".

Otro cambio de nombre que intentó implantarse en estos días de estallido fue el del Cerro Santa Lucía para llamarse Huelén, propuesta para la que "se hizo una consulta ciudadana hace 5 años, y la gente respondió que se siguiera llamando Santa Lucía", recordó Cavalla, que también apuntó que "nunca se llamó Huelén, no hay nada que lo demuestre, hay teorías que lo sugieren, como que era el espacio del cacique Huelen Huala".

Cavalla también revisó nombres de calles que cambiaron en el tiempo pero que la denominación original sigue pesando mucho. "Gladys Marín es Pajaritos, pero se le sigue diciendo Pajaritos. Paseo del Rey es el actual Paseo Estado". Dos muestras de que los cambios en se van dando "según se van desarrollando procesos sociales", según apuntó.

Otro tema trascendente de este estallido social es la destrucción de patrimonio urbano tan importante como la Iglesia de la Veracruz del barrio Lastarria, o la casa Schneider de Vicuña Mackenna. Cavalla criticó ambos hechos. "Independiente de la rabia acumulada, es nuestro patrimonio". Además, dijo, "siempre Santiago es una ciudad que vive haciéndose, no está resuelta. Me provocó un gran dolor. Un supermercado es un galpón, lo puedes recuperar, un edificio patrimonial tiene otras características. Para reconstruirlo no tienes los mismos artesanos para ciertas molduras o trabajo interior. Entiendo el trasfondo pero los espacios no tienen la culpa".

Durante la columna, contactaron telefónicamente a uno de los responsables del comentado "lienzo por la paz" que se instaló en Plaza Italia. El joven, que prefirió mantenerse en el anonimato, explicó que escogieron una "bandera blanca por ser un símbolo de paz" y que "fuimos jóvenes, mamás, tíos, amigos", que quisieron "hacer algo sin necesidad de una gran manifestación".

También contó que la iniciativa la gestaron desde el domingo. "No íbamos a ponerle ninguna letra para que el significado lo interpretara cada uno". Además, respondió a quienes insinuaron "que si fueron hijitos de papá: sí, tengo un papá y estoy orgulloso de eso, pero fuimos chilenos hablándole a chilenos", adelantando que los 60 paños de 80 metros de largo "no van a ser la única intervención". 

X