Escucha ahora

Trasnoche ADN


Chef Carpentier: "No podría mantener un estándar de vida con tres palos"

La entrevista de Christopher Carpentier reveló su pasado viviendo en un cuartel de la DINA, sus pensamientos sobre el clasismo y su imagen actual.

Chef Carpentier: 'No podría mantener un estándar de vida con tres palos'

Christopher Carpentier. Foto: Agencia Uno

Chris Carpentier reveló parte de su vida y de sus pensamientos en Revista Sábado del Mercurio, en donde conversó acerca de su vida, la cocina, las críticas y varios episodios que lo incomodaron.

Recordemos que ya ha pasado un tiempo luego de la final de "MasterChef" en donde las críticas al juez no estuvieron ausentes.

"Hoy día hay un clasismo que viene de abajo para arriba", señaló en un principio. Carpentier recordó algunos episodios de su infancia, en donde no habían niños para jugar y donde nadie sabía qué era exactamente esa casa; más tarde se revelaría, era el "Cuartel Ollagüe", un centro de la DINA y posterior oficina de la CNI.

Juan Miranda, su padrastro, relata "Christopher no cocinaba un huevo, no sabía ni siquiera echarle agua a un vaso. Nunca se interesó por la comida", señaló, pero por medio de su compañera de colegio, obtuvo un trabajo como ayudante de cocina.

"Yo siendo que hoy hay un clasismo invertido. Antes, Chile era un país clasista de arriba para abajo, hoy es al revés, hay que cagar al rico, al que tiene más. En MasterChef todo el mundo criticó a la rubia de ojos azules, que es de buena familia; y por otra parte, está el tipo que es sacrificado, que vende pizzas en la Estación Central. Ese tiene que ganar. A los pobres hay que darles todo, aunque no tengan capacidad y a los acomodados, nada", dijo.

Con respecto a si seguía siendo un chef a pesar de no estar en la cocina, Chris dijo que "yo no soy un chef, ponle un nombre: soy un presentador gastronómico. Hoy un chef al que le va muy bien puede ganar tres palos. Imagínate yo con cuatro cabros, tendrían que ir a un colegio semiprivado. Tendría que vivir en otra parte, comiendo al buen tallarín, arrendado", señaló

Para finalizar, opinó sobre su restaurant, diciendo que "al verlo, siento que logro generar una marca, que yo puedo morir y la marca trasciende, eso es más que solamente haber hecho un restorán", finalizó.

X