Escucha ahora

Agenda de Género


Caso de mujer que veía dragones en rostros humanos desconcertó a la ciencia médica

Fue diagnosticada con un trastorno psicológico conocido como prosopometamorfosia.

Caso de mujer que veía dragones en rostros humanos desconcertó a la ciencia médica

El monstruo de 'Shape of Water'. Foto: Fox

Un dramático caso de una mujer capaz de ver caras de dragones en rostros humanos ha mantenido desconcertada a la ciencia médica.

Todo partió en julio del 2011, cuando a sus 52 años llegó hasta una clínica psiquiátrica de Holanda y explicó que "podía percibir y reconocer rostros reales, pero después de varios minutos se volvían negros, les crecían las orejas, ahora largas y puntiagudas, y un hocico saliente".


 

Los investigadores detallaron en el estudio publicado en The Lancet que "la piel se tornaba en la de una especie de reptiloide, con ojos enorme en amarillo brillante, verde, azul o incluso rojo".

Estos rostros aparecían varias veces al día en paredes, enfuches eléctricos y pantallas de computador "tanto en presencia como en ausencia de diseños faciales".


 

El desconcertante caso se tornó más enigmático cuando una serie de escáneres cerebrales (resonancia magnética, electroencefalograma, entre otros) tuvieran resultados normales. Lo mismo pasó los análisis de sangre y neurológicos.

La mujer fue diagnosticada con prosopometamorfosia, un transtorno psiquiátrico donde se distorsionan o deforman los rostros humanos. Sin embargo, la ciencia médica no pudo determinar su causa.

El caso llegó a manos del reconocido neurólogo británico, Oliver Sacks, quien también padece un trastorno de reconocimiento facial, donde no procesa las formas que componen la cara de una persona.


 

En una charla TED, el especialista explica que el ser humano ve "con los ojos, pero también con el cerebro" y detalla que existe un área de circunvolución fusiforme, asociada al reconocimiento facial, que podría estar detrás de este trastorno.

Para el científico, este síndrome puede desatarse si se toman alucinógenos, se sufren derrames cerebrales o se padecen tumores cercanos a la corteza occipitotemporal ventral, donde se encuentra ubicada esta circunvolución.


 

Tras varios años de investigación, el equipo de doctores descubrieron que un fármaco contra la demencia llamado rivastigmina era el causante de este trastorno, según consignó Science Alert.

Se trata de un medicamento que ayuda al cuerpo humano a sintetizar la acetilcolina, neurotrasmisor involucrado en el aprendizaje y la memoria, utilizado frecuentemente para ayudar a pacientes con Alzheimer en fase temprana.

X