Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Amaya Forch compartió potente reflexión tras recibir críticas por su físico

"La descalificación me cuesta", aseguró la actriz.

Amaya Forch compartió potente reflexión tras recibir críticas por su físico

Amaya Forch. Foto:

Hace unos días, Amaya Forch se llenó de críticas y comentarios malintencionados por subir una fotografía en la que lucía un ajustado enterito verde, el cual utiliza para su nuevo musical de Navidad.

Tras publicar la imagen, sus seguidores comenzaron a decirle que estaba "demasiado delgada", "arrugada" y "desarreglada", por lo que ella misma salió a defenderse de las críticas.

"No entiendo. Subí esta foto donde estoy vestida como un poroto verde y me llegó mucha mala onda. Te ves fea, qué te pasó, anoréxica, arrugá , demacrá, flaca etc. En serio? Me cuesta entender a quienes se toman el tiempo de descalificar a otra persona sin conocerla. Bueno, conociéndola también. La descalificación me cuesta", comenzó diciendo.

En esa línea, comentó que "mi cuerpo me da vida, mi cuerpo es mi herramienta de trabajo, me llena de sentimientos, emociones, sensaciones, placeres, experiencias. A través de él puedo contar las historias de mis personajes y de las canciones que canto. Por qué para otro está mal un cuerpo que no le pertenece? Qué sabe de ese cuerpo? Conoce sus puntos sensibles? Sabe dónde tiene cosquillas? Sabe qué le da alegría? Sabe dónde siente la pena?".

Finalmente, comentó que "entiendo que hay angustia y puedo comprender que se busca sacarla por donde sea, pero no es sano ni real atacar a otros. Yo soy feliz como soy, no necesito cambios en mi cuerpo para quererme ni para que otros me quieran. Encuentro genial mi profesión. A mis 47 años me toca vestir de enterito verde y hago chistes al respecto. Más humor y poesía, menos formas y crítica".

Ver esta publicación en Instagram

No entiendo. Subí esta foto donde estoy vestida como un poroto verde y me llegó mucha mala onda. Te ves fea, qué te pasó, anoréxica, arrugá , demacrá, flaca etc. En serio? Me cuesta entender a quienes se toman el tiempo de descalificar a otra persona sin conocerla. Bueno, conociéndola también. La descalificación me cuesta. Mi cuerpo me da vida, mi cuerpo es mi herramienta de trabajo, me llena de sentimientos, emociones, sensaciones, placeres, experiencias. A través de él puedo contar las historias de mis personajes y de las canciones que canto. Por qué para otro está mal un cuerpo que no le pertenece? Qué sabe de ese cuerpo? Conoce sus puntos sensibles? Sabe dónde tiene cosquillas? Sabe qué le da alegría? Sabe dónde siente la pena? Estamos viviendo un momento de reflexión e introspección general donde, creo, debemos aprender a ser más solidarios, empáticos y sobre todo respetuosos. Entiendo que hay angustia y puedo comprender que se busca sacarla por donde sea, pero no es sano ni real atacar a otros. Yo soy feliz como soy, no necesito cambios en mi cuerpo para quererme ni para que otros me quieran. Encuentro genial mi profesión. A mis 47 años me toca vestir de enterito verde y hago chistes al respecto. Más humor y poesía, menos formas y crítica. 🙏🏻 #amigasaldeahí

Una publicación compartida de Amaya Forch (Ama ya!) (@laforch) el

X