Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Aline Kuppenheim se redescubre con las marionetas: "La televisión es una especie de anestesia"

La actriz y exfigura de teleseries, en entrevista con Ciudadano ADN, contó sobre su nueva faceta en el teatro infantil.

Aline Kuppenheim se redescubre con las marionetas: 'La televisión es una especie de anestesia'

Aline Kuppenheim. Foto: ADN.cl

Alejada de la televisión y dedicada al teatro de marionetas, donde está presentando la obra "Pedro y el lobo" -que se dio hasta este 13 de julio en el Teatro UC-, Aline Kuppenheim estuvo en Ciudadano ADN contando sobre su nueva faceta y dando su mirada sobre la televisión actual.

La actriz y directora teatral definió a "Pedro y el lobo" como una obra que "ha atravesado generaciones" y que "apela a la emoción del público" a través del cruce entre música clásica y marionetas, y asegura que "le dimos una mirada más actual" al clásico cuento, vinculándolo hacia el trato que se le da a los niños de hoy y al medio ambiente.

Es, según sus palabras, la historia de "un niño fuertemente atraído por la naturaleza que quiere salir a vivir sus propias experiencias", pero tiene prohibido salir del bosque donde vive porque hay un lobo rondando. Pero lo hace igual, y "movido por el dolor, la venganza o el arrojo, decide atrapar al lobo y encerrarlo en el zoológico".

Kuppenheim, tras abandonar la pantalla chica, estrenó su primera obra de teatro de marionetas en 2007. Y afirma que siempre hay algo nuevo que aprender.  "Nunca se completa el círculo, siempre estamos tratando de perfeccionar cada obra, es un trabajo que no termina nunca". Y su atractivo es el de enfrentarse a un público infantil que "está sobreestimulado, pero al mismo tiempo es la constatación de que los niños siguen siendo niños, fascinándose frente a un objeto inanimado", y "ofreciéndoles música clásica en medio de tanto reggaeton, guiando las búsquedas de Google".

Para ella, en este tipo de teatro encontró su espacio. "No tengo que dejar de lado cosas que también me interesan aparte de actuar. Cuando trabajas en televisión vas dejando de lado otros temas", opinó.

Porque este medio, del que está alejada hace años, para ella "no necesariamente debe ofrecer al público lo que prefiere sino lo que podría gustarle". Dice que le gustaría que en la pantalla chica hubiera "mejores películas, mejores documentales, buena conversación, programas específicos y que acojan a las minorías", porque "quizás hoy menos por internet, pero sigue influyendo en la visión de mundo de las personas". La televisión, según sus palabras, es "una especie de anestesia. No hay mucho espacio para la reflexión individual". Desde el teatro, en cambio, tiene el afán de "contribuir a recordarle al espectador que es un ser humano con mente, alma y cuerpo individual".

Pese a su alejamiento de las teleseries, hoy Kuppenheim está en las pantallas de "En terapia", adaptación nacional de la serie "In treatment" de HBO, estrenada por el canal de cable y la plataforma de streaming Movistar Play, que se grabó "como una obra de teatro, a tiempo real" hace varios años pero quedó congelada luego de que el canal 3TV nunca viera la luz.

A través de esta serie, en la que un psiquiatra (Alfredo Castro) atiende cada día de la semana a distintos pacientes, "cada uno ve donde le aprieta el zapato, porque a partir del diálogo con ese psiquiatra uno va viendo problemas en sí mismo", dice la actriz, que asegura nunca se ha psicoanalizado. "Es bueno que uno por último se interese en ciertos conceptos del psicoanálisis de manera personal, poder mirarse y entenderse".

Y sobre la eliminación de los créditos de apoyo al cine chileno por parte de BancoEstado, Kuppenheim siente que es una decisión "incomprensible". "Es una manera de pensar mercantilista, el mundo de la cultura nunca va a entrar en una lógica de mercado, pero estamos sujetos a esa lógica donde la cultura y la educación son una piedra en el zapato", sostiene. "Es algo pensado, no creo que sea pura incultura como leí por ahí". Y tras triunfos nacionales como un Premio Oscar, cree, "pensarán que ahora es autofinanciable, pero es muy difícil autofinanciar un proyecto de la magnitud de una película. El arte siempre ha estado en un lugar diferente a la productividad de una sociedad, nunca se ha financiado ni se va a financiar".

Kuppenheim, a días de cumplir 50 años, asegura que "los 50 son los new 30", y que los supuestos cambios de esa edad "tienen que ver con cómo uno se siente, sin empezar a pensar o vestirse como se supone que lo hace la gente de 50". Para ella, a la edad que sea, "siempre está el afán de cumplir mis deseos. Lo bueno es que los deseos van cambiando, igual está bien hecha la cuestión".

X