Escucha ahora

ADN Noticias Resumen


Alfredo Sfeir, ex candidato presidencial, y la crisis social: "No somos números, somos personas"

El economista, ecologista y ex candidato presidencial entregó en Ciudadano ADN su visión de la crisis social, enfatizando en que no es solamente económica.

Alfredo Sfeir, ex candidato presidencial, y la crisis social: 'No somos números, somos personas'

Alfredo Sfeir. Foto: ADN.cl

"Hay que tener claridad en el diagnóstico: esta crisis no es solamente económica, es social", apuntó el ex candidato presidencial Alfredo Sfeir, en entrevista con Ciudadano ADN.

Una crisis que "yo la esperaba hace mucho tiempo. Que tarde o temprano, un sistema con tanta inequidad y violaciones a los DDHH saliera a la luz de alguna manera", dijo, considerando que "este es un conflicto que va al alma del país. Hay una crisis de valores, que tienen que moverse de lo individualista y materialista a lo colectivo".

Enfatizó que, en una hipotética Presidencia suya, "no quisiera decir que a mí no me hubiera pasado, porque estas son cosas acumuladas". Y consultado por la forma del presidente Piñera a la hora de conducir la crisis, señaló que "creo que es posible que hubiera otra forma de liderar: liderazgo cercano, cara humana, abierto al diálogo, con sentido común. Ese es el futuro del mundo, el poder de la ciudadanía".

Sfeir también comentó que "en Chile nos hemos puesto con un economicismo enfermizo. Todo tiene que tratarse del mercado y esa es una gran falacia. Crecer primero y hacer igualdad después". Por eso, propone un modelo de eco-competitividad, donde se establezca el "manejo de recursos naturales como una cosa fundamental". "No podemos hacer que el país crezca destruyendo nuestra propia naturaleza", dijo.

En su opinión, "todos los recursos naturales de Chile deberían ser de propiedad de la ciudadanía, y el Estado ser un aval" como algo que debe estar en el centro de un nuevo pacto social, además de recalcar la importancia de construir "una sociedad del cuidado, no solamente de la productividad. Porque nosotros no somos números, somos personas".

También se mostró "absolutamente" a favor de una nueva Constitución, para la que "necesitamos un diferente relato, no solo de cómo se reparte el poder institucional, sino qué queremos ser y para dónde queremos ir. La Constitución que tenemos hoy refleja algo del pasado".

Igualmente, aplaude los cabildos ciudadanos que comienzan a surgir en diferentes sectores de Chile. "Yo viví en Suiza y allá todo se consulta, hay plebiscito todas las semanas. En Chile nadie es consultado y eso tiene que ver con que nadie sabe dónde termina esa consulta".

Los actos de violencia que han acompañado esta crisis, en tanto, también le merecen una opinión. "Yo no estoy a favor de la violencia, pero hay que ser muy honesto: cuando Cristo sacó a los mercaderes del templo no les fue a pedir permiso", señaló, agregando que "en Chile hay violencia física, económica, institucional". Por eso, cree, "es importantísimo encontrar las bases de un proceso no violento que sea compartido y construido por todos nosotros y no solo por una élite".

"Es posible que esta nueva sociedad la construyamos en un camino pacífico", dijo, observando a "un Chile que ha actuado muchos años en forma individualista, y hoy le toca de forma colectiva". Por lo mismo, hizo énfasis en que "yo no estoy aquí para presentar ninguna candidatura", aunque se puso a disposición de la ciudadanía para "contribuir desde donde sea".

"Esta es una revolución de una parte del país y ellos merecen su liderazgo, no que llegue gente a imponer formas, ideas, candidatos", agregó. "No sé cuánto aguanta más la olla a presión donde no hay respuestas concretas", finalizó. 

X