Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Alex Anwandter y su vida en Nueva York: "La gente piensa que soy gringo hasta que abro la boca"

De gira por Chile tras radicarse en Estados Unidos, acaba de reeditar su álbum "Rebeldes", de ser confirmado en el Festival de Olmué y de ser nominado a los Grammy Latinos.

Alex Anwandter y su vida en Nueva York: 'La gente piensa que soy gringo hasta que abro la boca'

Alex Anwandter. Foto: ADN.cl

Hay varias novedades en la vida de Alex Anwandter, quien -hoy radicado en Nueva York- regresa a Chile con la reedición de su disco "Rebeldes" (2011) bajo el brazo, antes de enfrentar una intensa gira que lo mantendrá ocupado durante octubre. Además, acaba de confirmar su participación en el próximo Festival de Olmué. Y como si eso fuera poco, su último trabajo "Latinoamericana" está nominado a los Grammy Latinos en la categoría de Álbum de Música Alternativa.

Su llegada al escenario de la Quinta Región, contó en entrevista con Ciudadano ADN, "me parece súper bien, es un público súper respetuoso, estoy en una noche con Los Jaivas y se me hace un honor compartir escenario con ellos". Y cuando el siguiente paso natural parece ser la Quinta Vergara, aclara que "nunca he perseguido eso, porque no me gusta forzarme a públicos que no me conocen, y no me gusta mucho el formato en que han invitado a artistas chilenos jóvenes. Prefiero ir en 10 años más cuando la gente me esté esperando".

El músico se instaló en Nueva York luego de mudarse desde Los Angeles "siguiendo a mi amor", según contó. Su nueva vida en Estados Unidos lo ha hecho enfrentarse a una realidad distinta, donde "apellidarse Anwandter no significa nada, pero sí hay whitepassing, o pasar como blanco. La gente piensa que soy gringo hasta que abro la boca. No me tratan igual que a un inmigrante salvadoreño".

Ahora, está de paso en Chile ("me gustan los Caracoquesos, y soy fan de las dobladitas", contó) a punto de comenzar una gira con varias fechas en Santiago, Viña del Mar, Concepción, Quilpué e incluso un paso por Buenos Aires. Un reencuentro con un Chile que, dice, se ve bien desde el extranjero. "Estamos mejor que otros lados, no tenemos una crisis constitucional como el Perú, tenemos figuras fascistoides pero son menores, no el presidente. No es un país ideal pero estamos un poquito mejor".

Más entusiasmado lo tiene la reedición de "Rebeldes", "un álbum que yo quiero mucho y ha crecido en el tiempo", expresó, agregando que "me hace sentir bien cómo ha envejecido mi trabajo, no ha respondido mucho a modas, sino a una búsqueda auténtica. En la verdad no hay error".

Otro hito en su carrera, sin duda, es la nominación de "Latinoamericana" como Álbum de Música Alternativa en los próximos Grammy Latinos. Aunque dice que "creo que va a ganar la Mon (Laferte)", se declara entusiasmado con "ir a Las Vegas, que es lo más freak de la vida", y ante sus competidores siente que "la música argentina, el pop, ha estado bebiendo de lo que hemos estado haciendo nosotros".

También tuvo palabras para los nuevos sonidos musicales urbanos que están conformando un recambio generacional, un fenómeno que en la década pasada le tocó enfrentar a él mismo y a sus coetáneos, como Javiera Mena. "Me parece que hay de todo, hay gente súper talentosa y cosas súper mediocres también, pero como en cualquier género. Esta es la época de ellos, no de la música que hago yo. Estoy súper cómodo en no hacer lo que está de moda", expresó.

Y por ahora, la dirección de cine está en lista de espera, porque "avanza en su propio ritmo". "Estuve en Berlín buscando fondos y nos fue súper bien, y también postulando en Chile. La idea sería grabar el próximo año y estrenar el subsiguiente", adelantó, entregando también su visión sobre el cine chileno. "Se ha apegado mucho al valor comercial de apegarse a una historia verídica, pero yo creo que la ficción es una manera de reflexionar sobre la realidad, hay una potencia y una capacidad de abstracción de nuestros problemas sociales que puede tener una fuerza mucho más grande", finalizó.

X