Escucha ahora

ADN Hoy


Aldo Schiappacasse en Brasil: "Los cariocas están entre sorprendidos y molestos con la Marea Roja"

El periodista, en contacto con Ciudadano ADN, se apronta para un nuevo duelo de La Roja por Copa América Brasil 2019.

Aldo Schiappacasse en Brasil: 'Los cariocas están entre sorprendidos y molestos con la Marea Roja'

Marea Roja en Rio de Janeiro. Foto:

Los cariocas están "entre sorprendidos y molestos" por la Marea Roja, según contó en contacto telefónico con Ciudadano ADN Aldo Schiappacasse, testigo de lo que se está viviendo en Brasil con la Selección y el masivo apoyo de sus seguidores a partir de su presencia en la Copa América 2019, el que muchas veces ha terminado en desórdenes y en molestias para los locales, la policía e incluso la propia Roja.

"Se tomaron Copacabana entero, hicieron un banderazo por La Roja, tiraron petardos hasta tarde", relató el periodista. "La Selección se hace sentir a través de su hinchada siempre. Están en todas partes. Te sientas en un local en Copacabana, están los chilenos, ves una pichanga en la noche, están los chilenos".

Los fuegos artificiales tan cerca del Hilton Copacabana, hotel que hospeda a la Selección, no sólo incomodan a los residentes, según contó Aldo, sino también a los propios jugadores, que "se molestaron porque atentan contra el descanso".

El duelo de hoy contra Uruguay será en el Maracaná, recinto que -recordó el periodista- llegó a ser el estadio más grande del mundo, capaz de albergar a casi 200.000 asistentes, aunque tras sucesivas remodelaciones hoy recibe a algo más de 78.000. Allí fue donde "Pelé marcó el gol número 1.000, estuvieron Sinatra y el Papa. De donde se cortó el Cóndor Rojas no queda nada, sólo la fachada que es patrimonio nacional", consignó Aldo, sobre una época que hoy es sólo recuerdos. "En 1950 no había baños suficientes, los asistentes orinaban en los pasillos, terminaron por socavar la estructura que temblaba cada vez que Brasil hacía un gol".

En el Maracaná fue también donde Cobreloa disputó la final de Copa Libertadores 1981 con el Flamengo de Brasil, ocasión donde Mario Soto "fue acusado de andar con una piedra en la mano y pegarle a los brasileños, que pusieron a un jugador con sólo una misión: pegarle a Mario Soto".

Como ya es costumbre, también hubo un momento para conectar fútbol y cine brasileño: el estadio también fue protagonista central de "O Maior Amor do Mundo", película de 2006 donde José Wilker interpretó a un astrofísico que volvía a Brasil a descubrir sus orígenes: nació justo en el Maracanazo y la persona que atendía a su madre la abandonó para ver el partido. "Una historia muy bonita", comentó Aldo, quien recordó que esta tarde ADN Deportes "se toma con todo" la previa de Chile y Uruguay.

X