Escucha ahora

La Prueba de ADN


ADN te Escucha: El dinero plástico

"Hay cerca de 22 millones de tarjetas vigentes. Estamos hablando que hay más de dos por cada trabajador", explica el abogado Mario Espinoza.

ADN te Escucha: El dinero plástico

Imagen referencial . Foto:

En un nuevo capítulo de ADN Te Escucha, analizamos el tipo de dinero que los chilenos están ocupando cada vez con más recurrencia: Las tarjetas de crédito y de débito

Al respecto, Mario Espinoza, abogado de Dedensa y Deudores, sostiene que "la tarjeta de débito es una tarjeta que ocupo en la medida que tenga fondos disponibles o bien la línea de crédito. Mientras que la tarjeta de crédito es un endeudamiento propiamente tal, que va a base de un cupo que el banco te termina aprobando".

En esa línea, añade que "hay cerca de 22 millones de tarjetas vigentes. Si consideramos que en Chile la orden laboral es de cerca de nueve millones y medio de personas, estamos hablando que hay más de dos tarjetas por cada trabajador".

Respecto a las deudas que se generan con este dinero plástico, Espinoza explica: "El sobreendeudamiento genera una presión mayúscula, posibilidades de violencia intrafamiliar y que la persona de deprima enormemente al no poder pagar lo que consumen con crédito".

¿A qué personas le ofrecen y qué es lo que ofrecen? "En el mundo privado se puede hacer todo aquello que no esté prohibido y es lo que hacen los bancos con los trabajadores, dueños de casa e incluso estudiantes. Hoy hay un proyecto de ley que hay en el Parlamento, que es la de deuda consolidada, que busca regular hasta dónde te pueden ofrecer y los mismo créditos a estudiantes, quienes no generan ingresos", manifiesta el profesional. 

Sobre si es conveniente ocupar con frecuencia la tarjeta de crédito, el profesional entregó un consejo a los chilenos. "La tarjeta de crédito es un instrumento muy útil. Pero hay que ser responsable. Realizar el pago mínimo de una deuda, hay que hacerlo en casos excepcionales y es súper peligroso. La recomendación es que sea sólo ante una situación de urgencia y que hagan el pago facturado del mes", sostuvo.  

Finalmente, la sicóloga Pamela Lagos, explica que muchas veces se da que "la gente empieza a ocupar la negación y autoengañarse cuando se trata de temas de deudas. La gente no quiere ver la realidad y se autoconvence que siempre podrá arreglar la situación, y muchas veces no es así. Se va generando un autoconvenimiento e ilusión de querer tener cosas, porque sienten que eso es lo que te valida ante el resto".  

 

X