Escucha ahora

Corre por tu vida


Larraín por reforma de pensiones: Hay un pequeño cobro para el afiliado por la gestión financiera

El ministro indicó que esperan que este sea el menor posible, mientras que el CASS será financiado por el Estado.

Larraín por reforma de pensiones: Hay un pequeño cobro para el afiliado por la gestión financiera

Felipe Larraín. Foto: Agencia Uno

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, conversó en La Prueba de ADN con respecto al proyecto en torno a la reforma de pensiones, el cual contempla la creación del Consejo Administrador de los Seguros Sociales (CASS), el cual, valga la redundancia, administrará el 4% de cotización adicional y que fue aprobado por la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja.

Al respecto, el titular indicó que "el costo del CASS lo va a cubrir el Estado y eso que estaba contemplado en el proyecto inicial para los primeros 36 meses, hoy quedó como una cosa permanente".

Dicho financiamiento, según Larraín, tendrá "un costo de funcionamiento del orden de los $1.300 millones y no va a haber ningún costo para el cotizante".

Sin embargo, el ministro expresó que este proceso, que contempla por ejemplo la administración de la cuenta y el traspaso de la cotización, será "llevado a cabo por las actuales AFP. Esa parte que lo van a hacer, van a ser abaratadas porque tienen economías de escala". No obstante, los agentes de inversión "tienen que cobrar por ese servicio, pero esperamos que por separar el trabajo de inversión de administración de la cuenta no va a tener un cobro adicional".

De esta forma, Larraín confirmó que "se cobra una remuneración por parte para el fondo. Por supuesto que al final hay un pequeño cobro para el afiliado, pero esperamos que sea el menor posible".

"El costo del Consejo del CASS lo cubrirá el Estado. Luego está el costo de la administración de los fondos, de las inversiones y eso tiene dos partes: la más importante que tiene que ver con el manejo administrativo de las cuentas, no va a generar ningún costo", dijo.

Eso sí, el ministro reconoció que "siempre las empresas que van a hacer los agentes de inversión tienen que remunerar y buscar una remuneración del servicio. Esto, a través de licitaciones públicas con las que vamos a minimizar ese costo para el usuario".

Larraín sostuvo que más allá de las implicancias técnicas, el proyecto se debe entender como un "acuerdo político. Hay razones técnicas, pero esto no es un proyecto meramente de ese estilo. Hay una consideración política que es conseguir el acuerdo para que en enero tengamos un aumento significativo de las pensiones de los chilenos, especialmente de los más vulnerables y la clase media".

X