Escucha ahora

Superciencia


Vinka Jackson y James Hamilton celebraron aprobación de imprescriptibilidad en delitos sexuales

La psicóloga y el denunciante del caso Karadima conversaron con Ciudadano ADN sobre las garantías que entregará la nueva ley a las víctimas de abusos.

Vinka Jackson y James Hamilton celebraron aprobación de imprescriptibilidad en delitos sexuales

Cámara de Diputados. Foto: Agencia Uno

La psicóloga, escritora y activista por los derechos de la infancia y contra el abuso sexual infantil, Vinka Jackson, junto a James Hamilton, uno de los denunciantes del caso Karadima, compartieron con Ciudadano ADN su alegría por la aprobación por la Cámara de Diputados del proyecto de imprescriptibilidad de delitos sexuales a menores de edad, que quedó listo para ser ley.

"Entre tantas malas noticias, desde la Selección, que todos esperábamos que les fuera bien, hasta los informes del Sename que siguen apilándose, esto es bien emocionante" dijo la profesional sobre esta futura ley, que es el fruto de diez años de trabajo de diversas instituciones, "un largo tiempo y esfuerzo de sobrevivientes, de sociedad civil, de parlamentarios, de Gobierno". Por eso, expresó, "nos dijimos 'es merecido poner la pausa en lo demás y celebrar'. Es una ley significativa, la perseverancia es favorable".

Jackson agregó que "de ahora en adelante no sólo los niños van a tener el tiempo que necesiten para enfrentar un trauma de esta envergadura, sino que no va a haber límites para la persecución penal de quien abusó, sea una persona o una institución". La imprescriptibilidad, enfatizó, "disuelve la impunidad. Es un cambio de mentalidad bien grande".

El siguiente paso, dijo la profesional, es "preocuparse de la prevención, que no llegue a ocurrir el abuso. Todos los ámbitos de la educación, la salud, cada baño, cada sala de espera, el esfuerzo en prevenir el abuso es colectivo. Ya hablar del tema sin estigma es un paso enorme", sostuvo la psicóloga.

Frente a la posibilidad de que esta nueva ley genere un aumento en las denuncias, Jackson cree que "es posible", recordando el "efecto dominó" que se produjo cuando apareció el reportaje de Erika Olivera o la declaración del propio Hamilton en Tolerancia Cero. "En la consulta (psicológica) se vio gente que tenía esto guardado y se atrevió a hablarlo. Creo que sí, más víctimas van a denunciar. Hay algo muy reparador en hablar la verdad y hacer la denuncia".

Contactado por Ciudadano ADN, James Hamilton expresó que la aprobación de esta ley tiene un efecto que "parece muy sutil pero es tremendamente reparador para todos los que hemos sufrido abuso. Esperemos que esto sea un punto de partida único para trabajar en una sociedad más verdadera, donde la justicia no sólo está dada por normas que son de siglo XIX; sino por la realidad a la que nos ha llevado la experiencia y el conocimiento".

Para Hamilton, lo más grave en el caso Karadima "y que fue demostrado con el tiempo, fue la complicidad y el encubrimiento de la Iglesia. Karadima fue una especie de rata de laboratorio de lo que pasaba en toda la Iglesia", indicó, al tiempo que aplaudió que la nueva ley "puede ser un ejemplo para otros países del mundo" e invitó a "seguir trabajando para que el Estado asuma las consecuencias crónicas del abuso que también es una enfermedad".

"Me siento con una misión cumplida", dijo Hamilton. "Siento que Chile como país percibió muy bien este mensaje", considerando que "ha cambiado profundamente su cultura. Que esto haya llegado a los miembros de la academia, que son bastante conservadores, da cuenta de un cambio profundo", consideró, aprovechando de hacerle públicamente "un homenaje a Vinka, trabajadora incansable, admirable".

Jackson también hizo su "homenaje público a todos los sobrevivientes de la Iglesia y los que nos han acompañado desde el día uno. Gracias por los que abren las voces. Desde esa Tolerancia Cero en que habló James, uno ve que a lo largo de los años han ocurrido cambios, no a la velocidad que quisiera, pero ocurren", reconociendo a los parlamentarios que sumaron esfuerzos para lograr esta ley, como "Patricio Walker, que desde los 90 entró con el tema abuso, cuando nadie quería hablar de abuso, o las senadoras Carolina Goic y Ximena Rincón que abrieron el tema de retroactividad, el diputado René Saffirio, Matías Walker. La bancada joven: Giorgio Jackson, Gabriel Boric, y mucha gente del propio Parlamento nos ha acompañado sin que se vea".

"Quizás acá lo importante es ver que podemos deponer una serie de diferencias y juntarnos por lo que vale la pena", finalizó.

X