Escucha ahora

Corre por tu vida


Subsecretario de Interior y crisis en Chacalluta: "Debemos ser responsables con sus necesidades"

Rodrigo Ubilla habló sobre la crisis humanitaria que se vive en Tacna respecto a los venezolanos que desean ingresar a Chile.

Subsecretario de Interior y crisis en Chacalluta: 'Debemos ser responsables con sus necesidades'

Rodrigo Ubilla. Foto: Agencia Uno

Luego de varios días asumiendo el complejo panorama que se vive en el consulado chileno en Tacna, respecto a los cientos de venezolanos que buscan ingresar a nuestro país, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, salió al paso de la crisis humanitaria que se vive en la frontera norte de Chile.

A nombre del gobierno de Sebastián Piñera, Ubilla dio algunos parámetros que exigirán para entregar diferentes visas: "lo que estamos planteando como gobierno es que los extranjeros que vengan a Chile que desarrollar su vida y su proyecto de vida lo hagan con visa consular. A partir del 22 de junio se le pide a los venezolanos que tramiten una visa de turismo si quieren venir, para así terminar con esta falsificación de condición migratoria", partió aseverando.

Sobre la condición que deben tener los ciudadanos de otros países, Ubilla sostuvo que: "bienvenidos los extranjeros, pero sin antecedentes penales y en eso no vamos a ceder. Aquel que tenga antecedentes penales no va a recibir una visa, ya sea en el consulado que este en el mundo. Vamos a exigir que las personas que van a ingresar a nuestro país no tengan antecedentes penales", comentó en conferencia de prensa.

"No al ingreso de extranjeros de manera clandestina. Nosotros tenemos numerosos pasos no habilitados donde es posible cruzar la frontera. Lo hemos dicho, aquellos que ingresa por pasos no habilitados serán expulsados del país"

Al finalizar, planteó el desafío que tiene el gobierno respecto a la crisis que se vive, en especial, con los venezolanos: "nuestra política inmigratoria debe ser responsable, no solo con los chilenos sino que con los extranjeros que ya viven en nuestro país. Ya hay 1 millón 300 mil, cuando los dejamos ingresar asumimos que debemos ser responsables con sus necesidades y en ese sentido el respeto por los Derechos Humanos y la dignidad de ellos debe ser un factor permanente de percepción del gobierno de Chile", cerró.

 

 

 

X