Escucha ahora

Trasnoche ADN


Rebajan condena a militares culpables de exhumar ilegalmente restos de detenidos desaparecidos

La Corte de Apelaciones de Santiago consideró que sólo se trató de un delito y no de varios, como consideró el fallo de primera instancia.

Rebajan condena a militares culpables de exhumar ilegalmente restos de detenidos desaparecidos

Imagen de referencia. Foto: Agencia Uno

La Corte de Apelaciones de Santiago rebajó la pena aplicada a 11 militares en retiro condenados por su responsabilidad en el delito de exhumación ilegal de restos de detenidos desaparecidos en Calama.

En fallo unánime, el tribunal estableció que los exuniformados tomaron parte en un sólo delito de exhumación ilegal, y no en delitos reiterados como lo consideró la sentencia de primera instancia.

Por ello, el tribunal de alzada condenó a Carlos Minoletti Arriagada, Julio Salazar Lantery, Luis Aracena Romo, Manuel Aguirre Cortés, Juan Carlos González Reyes, Sergio López Maldonado, Emilio Pardo Pardo, Hugo Carrasco Pérez, Wilson Pacheco Obreque y Pedro Gutiérrez Ruiz a 300 días de presidio, en calidad de autores del delito.

Anteriormente, habían recibido penas superiores a los tres años de cárcel.

En tanto, Héctor Iturra Orrego fue condenado a 60 días como cómplice.

El fallo estableció que "los hechos descritos en el fundamento cuarto de la sentencia de primer grado, ponen en evidencia que los hechos, no obstante de ejecutarse en dos momentos distintos, con una diferencia de quince días, perseguían un mismo propósito, esto es, ocultar los restos de personas que habían sido sepultados ilegalmente en la fosa en que se encontraban, para de esta manera destruir la evidencia de sus asesinatos".

"Si se tiene en consideración el grado de inhumanidad con que se actuó al momento de ocultar los cadáveres, resulta difícil aceptar que en el momento de su entierro ilegal se haya procedido con el cuidado y el respeto que cada cuerpo merecía y se los haya ‘sepultado' de tal manera, que el proceso de exhumación haya sido hecho por separado en cada caso, en términos tales que pudiera entenderse que se trata de hechos distintos con sus propias características y que configuran ilícitos también distintos", agregó.

Además, argumentó que "la consecuencia de lo dicho es que debe considerarse configurado sólo un delito de exhumación ilegal, a que se refiere el artículo 322 del Código Penal, y aunque esta calificación resulta benéfica para sus autores, el rigor con que debe procederse al momento de juzgamiento de los hechos así lo exige, no resultando pertinente que por la vía de entender que se cometieron multiplicidad de delitos, se logra sancionarlos con toda la severidad que su conducta merece".

X