Escucha ahora

Trasnoche ADN


Molestia de estudiantes por la propuesta antimarcha del ministro de Educación

Para los voceros de las federaciones, su postura se mantendrá hasta que la enseñanza sea un derecho.

Molestia de estudiantes por la propuesta antimarcha del ministro de Educación

Estudiantes marchando (referencial). Foto: Agencia Uno

Estudiantes rechazaron la postura antimarcha propuesta por el ministro de Educación, Gerardo Varela, quien señaló que "el tiempo de marchas ya pasó".

Según La Tercera, el titular de la cartera aseguró que la gente está "cansada de las marchas" y que los alumnos tienen que responder ante los "17 millones de chilenos financiando a 700 mil que estudian gratis". Ratificando además su posición de considerar la educación como "un bien económico".

Frente a esto, Sandra Beltrami, vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) y presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Acris, defendió el derecho a marchar de las alumnas y alumnos, destacando que sí hay motivos para movilizarse.

"Mientras los aranceles suban y la calidad siga empeorando, las marchas continuarán y saldremos a la calle. Nuestra postura se mantendrá mientras la educación no sea un derecho y siga siendo regulada por el mercado y los intereses económicos que han provocado su deterioro", dijo Beltrami.

Para la vocera de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Francisca Flores, los dichos de Varela dificultan un diálogo en el futuro, principalmente por el concepto que se tiene de educación.

"Él nos responsabiliza y dice que estamos en deuda por la gratuidad, pero yo no le debo nada; él está ahí para garantizar nuestro derechos, eso es lo que hace un gobierno", enfatizando que "el tiempo de las marchas nunca va pasar, menos ahora, en democracia, cuando todavía las demandas del movimiento estudiantil no se han cumplido por completo. Tenemos gratuidad, no excelencia".

Alfonso Mohor, presidente de la Fech, dijo que los dichos del ministro fueron "indignantes". "No nos parece el tono autoritario que usa él para dar por zanjado un legítimo proceso de movilización social, que aún tiene muchas reivindicaciones pendientes (…) lo que ha hecho el ministro con sus declaraciones es, a priori, cerrar la puerta al diálogo".

Sin embargo, el diputado UDI, Jaime Bellolio, respaldó lo planteado por el ministro, indicando que "nadie les está diciendo que no marchen, pero la pregunta es cómo pueden contribuir en esta nueva etapa, donde ya están aprobadas las reformas. Ahora hay que ponerlas en marcha. Algunos creen que con la fuerza; nosotros, con la razón".

X