Escucha ahora

ADN Motor


Ministro de Vivienda Cristián Monckeberg: "El gran problema de la ciudad es la escasez de suelo"

La autoridad se refirió a la Ley de Integración, al programa de fiscalización de viviendas sociales y a la toma del Serviu, en conversación con Ciudadano ADN.

Ministro de Vivienda Cristián Monckeberg: 'El gran problema de la ciudad es la escasez de suelo'

Cristián Monckeberg. Foto: ADN.cl

En su visita a Ciudadano ADN, el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, hizo un balance sobre los temas de su cartera, como el avance en viviendas sociales y su fiscalización, la Ley de Integración, el cambio de nombre por "Ministerio de Ciudad y Vivienda" y la polémica toma del Serviu por parte del movimiento de pobladores Ukamau, que exigió el cumplimiento de la fecha de entrega de las viviendas comprometidas para ellos en la Maestranza San Eugenio, en Estación Central.

La autoridad enfatizó en que, pese a los conflictos que se han generado, en el gobierno actual se ha avanzado en vivienda social, "entendiendo que aún queda mucho", y calculando un déficit total de 400.000 viviendas.

Respecto a la toma del Serviu, dijo que "hubo situaciones complejas, ilegales" y que "surgieron problemas que no han logrado zanjarse, si hay un lugar donde tendrían que ir a protestar es a la constructora", argumentando que, en este caso, el ministerio sólo tiene un rol fiscalizador. "Las alternativas son la multa, o cortar el contrato, pero eso implica otra licitación y más demora".

Con todo, el titular de Vivienda afirmó que "las manifestaciones son legítimas siempre que se hagan con respeto, pero esto traspasó todos los límites. El tema es contra quién".

Consultado por el plan nacional de fiscalización "Te caché", que pretende detectar cuando un beneficiario de vivienda social no la esté usando o le esté dando un uso erróneo, el ministro dijo que "ayuda pero no masivamente. A veces entregamos viviendas sociales y las familias las arriendan, o las transforman en un local comercial", o las dejan abandonadas. "A nadie le gusta andar quitando casas pero a veces nos vemos obligados", insistió.

Uno de los municipios que ha hecho noticia por su construcción de viviendas sociales es el de Las Condes, una comuna que destaca por su equipamiento y accesibilidad. Monckeberg aplaude la iniciativa del alcalde Joaquín Lavín, porque "le da mérito a la integración social". Para él, es importante "llegar con viviendas sociales a buenos lugares. Construir en la periferia es más simple", aseguró, dado el valor del suelo.

El ministro consignó que "hay pocos lugares del mundo donde el Estado les dé viviendas a las familias y queden sin deuda". Además, insistió en que "está el subsidio a la clase media, y lo que queremos es que el subsidio más el ahorro previo alcance el 20%" que no entregan los bancos. "Queremos que en todos los tramos nadie se quede sin su crédito hipotecario".

Al tiempo, y consultado por la notoria alza de precios de las viviendas en la Región Metropolitana, insistió en que "regular los precios es imposible", y que el gran problema de la ciudad es "la escasez de suelo y el costo del mismo", además de que la mayoría de los municipios "tienen sus planos reguladores a la baja en cuanto a altura". "Vivir en zonas equipadas cuesta más. ¿Qué hacemos nosotros? Tratar de que a esos lugares lleguen viviendas sociales también".

El comentado cambio de nombre de la cartera a Ministerio de Ciudad y Vivienda es bien evaluado por su máxima autoridad, que aseguró que no se trata de una modificación cosmética, ya que "no sólo hacemos vivienda, hacemos parques urbanos, estamos a cargo de arreglar veredas y pavimentos, programas en el barrio, una serie de acciones. Nuestra principal obligación siempre va a ser la vivienda, pero ese es el rol es el que tenemos que tomar más fuerte".

Y, por último, respecto a su polémica frase de que los chilenos son propietarios de "la casita, dos departamentos", Monckeberg admitió que "el contexto no fue muy adecuado", aunque afirmó que "me cortaron una frase y salió como salió, es re fácil cortar una frase. Estábamos hablando de que los chilenos a lo que aspiran es a ser propietarios", agregando que "lamento que haya habido un diputado que la haya cortado (la frase), pero bueno".

Frente a su afirmación de que "la gran mayoría de los chilenos son propietarios", aseguró que la encuesta Casen asegura que el 60% habita en una vivienda propia. "Son los medios y altos, a los más bajos les cuesta más llegar, pero se ha ido avanzando mucho en eso".

X