Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


La declaración de Hernández Norambuena ante Carroza

El exfrentista pidió que se le abonen los años que estuvo preso en Brasil a la condena que deberá cumplir en Chile.

La declaración de Hernández Norambuena ante Carroza

Mauricio Hernández Norambuena. Foto: Agencia Uno

En su declaración ante el juez Mario Carroza, Mauricio Hernández Norambuena desarrolló sus argumentos para solicitar que se le abonen los años que estuvo preso en Brasil a la pena que debe cumplir por el asesinato de Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards.

Cuando escapó de la cárcel en 1996, “Ramiro” llevaba preso tres años de las dos cadenas perpetuas que pesaban sobre él. En Brasil, cumplió 17 de los 30 a los que fue sentenciado por el rapto de Washington Olivetto. Y, según el acuerdo de extradición firmado por el Mercosur más Chile y Bolivia, las personas extraditadas deben cumplir en el país requirente la pena máxima existente en el país requerido.

De acuerdo con el gobierno de Sebastián Piñera, el exfrentista debe pagar con 27 años de cárcel en Chile para completar los 30, máximo posible en Brasil. Argumenta que los 17 años que estuvo preso en ese país corresponden a un delito diferente.

Pero Hernández Norambuena discrepa. Ante Carroza explicó porque considera que se debe tomar en cuenta sus años de cautiverio en Brasil.

En Brasil me encontraba en régimen cerrado y tengo entendido, por lo que se me informó siempre, que estaba cumpliendo la preventiva y ese tiempo se iba a abonar mientras se resolvía mi extradición; y mi apoderado señor Espinoza, va a solicitar a la abogada de Brasil los documentos fundantes de la ‘preventiva’ y lo que ello conlleva, para presentarlos en este proceso, en razón de abonar ese tiempo de Brasil a la pena impuesta acá. El pedido de extradición se realizó en el año 2003 y aceptado en el año 2006 y en esa fecha se me otorgó la detención provisoria por el proceso de extradición y desde ahí se comienza a contar el tiempo. Eso es lo que tengo entendido”, cita La Tercera.

“A raíz de que yo tenía más de la mitad de la pena cumplida en Brasil, por los hechos de Brasil, al salir extraditado mi pena se dio por cumplida, y por lo mismo estoy seguro de que yo estaba privado de libertad con detención preventiva. Es más, eso está escrito y es el documento que enviará la abogada de Brasil, y ese tiempo se puede abonar a las penas por los procesos por los cuales he sido extraditado”, agregó.

“Quisiera indicar que como yo ya estaba preso cuando llegó la extradición y se accedió a ella, se escrituró la detención preventiva por ese hecho”, cerró al respecto.

X