Escucha ahora

Salva la Tierra


Karen Espíndola por aborto terapéutico: ''El ministro Mañalich me trató de nazi''

En conversación con ADN Radio Chile, la mujer a la que se le negó un aborto terapéutico el año 2008, explicó las razones por las cuales es favorable a la idea de legislar en torno al tema.

Karen Espíndola por aborto terapéutico: ''El ministro Mañalich me trató de nazi''
Karen Espíndola, la mujer a quién se le rechazó el aborto terapéutico el año 2008 a pesar de que su feto era inviable, se refirió a la aprobación por parte del Senado a la idea de legislar en torno al tema, al doble estándar de quienes se denominan contrarios a la medida, y a las acusaciones levantadas en su contra por parte del ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien la habría calificado de nazi por solicitar modificaciones en la Ley.

“El hecho que se debata sobre el aborto terapéutico es un gran paso. No creo que el estado me deba imponer a mí algo en lo que yo no creo que está bien, como en el caso de mi hijo que venía muy enfermo”, sostuvo la mujer añadiendo que en este sentido, “ no todos los chilenos pensamos igual y eso es lo que no entiende la parte más conservadora del país. Quizás, vemos el modo de sufrimiento de distintas formas, pero el estado no puede legislar sólo para algunos, uno estado laico no puede legislar por la religión”, enfatizó.

Respecto a las razones que la han llevado a apoyar la idea de aprobar una Ley favorable al aborto terapéutico, Espíndola señaló que el principal motivo, “fue ver el sufrimiento de mi hijo, Osvaldito tenía que tomar quince pastillas diarias porque no tenía glándula pituitaria, era muy terrible todo (…) para mí, su dolor fue injustificado, fue una tortura”, recalcó.

En esta misma línea se refirió a los denominados grupos Pro vida-contrarios a cualquier tipo de aborto- y quienes la criticaron cuando puso en la palestra el tema.

“Creo que los Pro vida y los que son contrarios a la idea, le quieren hacer pasar gatos por liebre a la gente, argumentando que el aborto se hará a niños con síndrome de Down o sin bracitos, no estamos hablando de ello, sino de casos muy severos (…) un niño con síndrome de Down se puede integrar a la sociedad, no como el caso de mi hijo”, puntualizó.

El insulto de Mañalich

Por otra parte, Espíndola se refirió a los insultos proferidos por parte del titular de Salud, Jaime Mañalich, a quien acusó de haberla tratado de nazi, en momentos en que solicitaba cambios legislativos para ayudar a personas con el mismo tipo de casos.

El ministro Mañalich, cuando Osvaldito estaba vivo, me trató de nazi en un programa cuando yo solamente le estaba pidiendo ayuda para niños con esta enfermedad, y sus familias. Él nunca respondió a una carta que le envié.
X