Escucha ahora

Los Tenores de la tarde


Ignacio Walker: "Tal vez llegó la hora de cambiarnos de nombre a Partido Demócrata de Centro"

El expresidente de la DC aseguró que "Chile sigue siendo un país más de centro que de extremos, pero ese mundo está huérfano de representación política".

Ignacio Walker: 'Tal vez llegó la hora de cambiarnos de nombre a Partido Demócrata de Centro'

Ignacio Walker. Foto: Agencia Uno

Ignacio Walker, exsenador y expresidente de la Democracia Cristiana (DC), respondió a los cuestionamientos de la oposición, luego que su partido apoyara la idea de legislar del proyecto de reforma tributaria impulsada por el gobierno.

"Lo que la DC le ha comunicado al país es que no va a aceptar más el bullying y que sea ninguneada, tironeada, especialmente hacía la izquierda y desde la izquierda", declaró entrevista con La Tercera.

"Felicito a la bancada y a la directiva de la DC por saber anteponer el interés de Chile a esta suerte de rencillas, escaramuzas, guerra de guerrillas en que se ha convertido la política interna", manifestó.

Dos almas, una conservadora y otra progresista

"Los más de 20 partidos políticos de izquierda, incluida la exNueva Mayoría y exConcertación, deben entender que la DC no es un partido de izquierda, eso es lo básico para empezar a conversar", sostuvo.

Opinando que "yo no le temo a que existan dos almas, tres almas en el partido, en la medida en que logramos sostener una base común. Pero el tema es mucho más de fondo, tal vez llegó la hora de cambiarnos de nombre a Partido Demócrata de Centro (PDC)".

Detallando que "hablo de un centro con personalidad, democrático y reformista (...) un centro donde converjan el socialcristianismo, la socialdemocracia y el social liberalismo. No le tengo miedo a hacer esta discusión". 

Sobre si eso es renegar a las raíces cristianas del partido, aseguró que "no se trata de renegar de nuestras raíces cristianas, porque el humanismo cristiano es nuestra filosofía política (...) Chile sigue siendo un país más de centro que de extremos, pero ese mundo está huérfano de representación política".

X