Escucha ahora

Los Tenores


Funcionarios del INDH denuncian "crímenes de lesa humanidad" por parte del Estado

Los trabajadores, además, exigieron la renuncia del director del organismo, Sergio Micoo, por "desatender gravemente el rol de defensa irrestricta de los derechos humanos".

Funcionarios del INDH denuncian 'crímenes de lesa humanidad' por parte del Estado

Un carabinero apunta su arma para disparar perdigones . Foto: Agencia Uno

Los funcionarios del Instituto Nacional de Derechos Humanos pidieron la renuncia de Sergio Micco como director del organismo por “desatender gravemente el rol de defensa irrestricta de los derechos humanos”.

Los trabajadores del INDH cuestionaron a Micco por asegurar que en Chile no existe una violación sistemática de los derechos humanos en el marco de la represión de las protestas sociales.

"Hemos constatado que actualmente en Chile sí existen graves, masivas y sistemáticas vulneraciones a los derechos humanos, constitutivas de crímenes de lesa humanidad, desde iniciado el proceso de movilización social, con el establecimiento del estado de excepción constitucional y la disposición de fuerzas militares y policiales en las calles", dicen en un comunicado de prensa.

"Es absolutamente falso afirmar que este tipo de crímenes sólo puede ser cometido mediante políticas explícitas y concertadas de terrorismo de Estado. Las violaciones masivas o sistemáticas de derechos humanos pueden producirse dentro de contextos formalmente democráticos y no siempre responden a políticas activas, sino que también a la falta de políticas adecuadas, o a la tolerancia con prácticas de violación de derechos humanos", agregan.

Los trabajadores explican que "cuando la acción represiva de los agentes del Estado implica la comisión de delitos tales como: homicidio, lesiones corporales gravísimas, violación o abuso sexual, y tortura, y estos ataques se han hecho de manera generalizada o sistemática, ya estamos, en principio, frente a crímenes de lesa humanidad".

Además, alegaron que han “enfrentado obstaculización de nuestro trabajo, denegación de acceso a recintos, amedrentamientos, amenazas y agresiones verbales y físicas (disparos con perdigones) en el ejercicio de nuestras funciones, por parte de Carabineros”.

X