Escucha ahora

La Prueba de ADN


Carlos Gajardo y Pablo Norambuena renuncian a la Fiscalía Nacional

"Los motivos están bastante claros (...) Hoy día observamos un cambio en la Fiscalía que no concordamos", esgrimieron.

Carlos Gajardo y Pablo Norambuena renuncian a la Fiscalía Nacional

Carlos Gajardo y Pablo Norambuena tras la renuncia. Foto: Agencia Uno

Argumentando desencuentros, los abogados Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, a cargo de las investigaciones de los casos SQM, Penta y Corpesca, comunicaron este viernes su renuncia a la Fiscalía Nacional.

El sorpresivo anuncio de los persecutores ocurre después que el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, solicitara el lunes la suspensión condicional del procedimiento en contra del senador Iván Moreira (UDI), quien fuera formalizado en 2015 por delitos tributarios.

"Le hemos comunicado al fiscal nacional subrogante (el mismo Guerra) la presentación de nuestra renuncia a la Fiscalía. Los motivos están bastante claros, no hay mucho que decir a ése respecto", dijo Gajardo.

Según el persecutor, "hemos sido bastante claros en lo que hemos hecho, en lo que hemos tratado y no hemos podido hacer, y a partir de las cosas que han sucedido, creemos que es la decisión que debíamos hacer"

"La señal es bastante clara (...) Evidentemente, a raíz de las decisiones que se han tomado en las causas que comenzamos a investigar en el equipo de la fiscalía de Alta Complejidad, Penta, SQM y Corpesca, a partir del año 2014", agregó.


 

Pablo Norambuena, por su parte, sostuvo que la salida de ambos respondió a "un cúmulo de decisiones adoptadas y que no compartimos. Hemos trabajado en equipo en la persecución de estos delitos y tenemos un criterio común: necesariamente perseguir estas conducas buscando un reproche y sanción penal".

"Hoy día observamos un cambio en la Fiscalía que no concordamos y no estamos de acuerdo, y decidimos no continuar en este cargo público", complementó.

A juicio de Norambuena, en lo que respecta a la determinación sobre Moreira, "se debió haber perseguido de acuerdo a la solicitud de desafuero y de acuerdo a la autorización que nos dio la Corte Suprema".

"Nuestra posición era que se siguiera adelante. Pero carecemos del poder decitorio al interior de la Fiscalía (...) los que toman las decisiones son quienes tienen la dirección de la investigación y si no estamos de acuerdo con una decisión que nos parece grave, había que renunciar", explicó.

Para Normbuena, "estos casos graves que atentaron contra el sistema, la democracia, debió ser buscada la sanción por parte de la Fiscalía (...) Si bien hemos tenido éxitos y logros ante los tribunales, sin duda hemos tenido una derrota al interior de la Fiscalía, dado que nuestros argumentos no han logrado ser acogidos".

"Lo que creo es que esos casos deben ser investigados con profundidad y la Fiscalía debe buscar las sanciones penales ante los tribunales de justicia", enfatizó.

X