Escucha ahora

Ciudadano ADN


Un ciudadano inglés no sabía que dormía junto a 1,4 toneladas de hachís

Robert Mansfield-Hewitt de 50 años fue absuelto tras pasar un año encarcelado en España.

Un ciudadano inglés no sabía que dormía junto a 1,4 toneladas de hachís

Robert Mansfield-Hewitt

Estuvo en la cárcel y era inocente. El ciudadano inglés Robert Mansfield-Hewitt -de 50 años- pasó de ser un supuesto narcotraficante a un hombre libre. Ahora tiene el derecho de demandar una indemnización por perder un año de su vida en la prisión de Botafuegos, en la provincia española de Cádiz.

La justicia se debió responder si era posible que un hombre, que era huésped en una casa, no sabía que el propietario escondía 1,4 toneladas de hachís, y que incluso al pasear por la vivienda no identificaba los fardos gigantes de la droga. La jueza del Juzgado de lo Penal Número 2 de Algeciras determinó que era real su inocencia.

El fallo establece que la fiscalía "no ha podido acreditar la conexión" entre la droga que se albergaba en casa y el hospedado Mansfield-Hewitt el 27 de junio de 2018. El británico incluso logró exponer su caso ante los periódicos The Sun y Mirror, donde calificó la investigación del ministerio público español de "una farsa".

La jueza liberó al inglés por el "principio pro reo" ante la falta de pruebas en la acusación. Mansfield-Hewitt se libró de pena de cuatro años y seis meses de predidio y una multa de ocho millones de euros. El abogado del británico, Jose María Castro, aseguró a El País que el caso se trataba de "uno de los más curiosos" que enfrentó en su carrera.

Los policías el 27 de junio de 2018 cumplían una ronda de vigilancia y vieron como salía de la vivienda un automóvil con las ruedas con arena. Al volante iba el otro encausado, quien fue condenado por narcotráfico. Al ver al patio del inmueble notaron que en el garaje había 1.395 kilos de hachís avaluados en más de 2,2 millones de euros.

En el segundo piso de la casa, a la que se accedía por un patio al que da la ventana del garaje, estaba Mansfield-Hewitt sentado en una cama. El británico defendió ante el juez que no sabía nada y que arrendó por dos noches la pieza. En el juicio aseguró que estaba en la zona porque debía visitar Gibraltar como "contratista".

X