Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Testigo entregó detalles de la "sala de homicidios" que tenía sicario del Chapo Guzmán

Según el testimonio, el espacio estaba insonorizado y tenía un desagüe en el piso para que escurriera la sangre de las víctimas.

Testigo entregó detalles de la 'sala de homicidios' que tenía sicario del Chapo Guzmán

El testigo posando con un arma. Foto:

Uno de los testigos del juicio contra Joaquín Guzmán declaró que trabajó para uno de los sicarios del Cartel de Sinaloa y detalló las características del cuarto donde eliminaba a los enemigos del Chapo.

Edgar Galván compareció ante la corte de Nueva York y contó que colaboró con Antonio 'Jaguar' Marrufo entre 2007 y 2011 y que este poseía una “sala de homicidios”.

Según el testimonio, el espacio estaba insonorizado y tenía un desagüe en el piso para que escurriera la sangre de las víctimas.

"Me llevó una vez a una casa, donde el piso era blanco, con baldosas, donde mató a la gente", dijo el testigo.

"En esa casa, nadie sale", agregó.

Edgar Galván conoció al sicario Antonio 'Jaguar' Marrufo después de su divorcio, cuando era taxista en 2007.

Trabajaron juntos en el traslado de armas a través de la frontera entre Estados Unidos y México para "limpiar" carteles rivales en la ciudad de Juárez: rifles de asalto AK-47 y una vez guardó un rifle de calibre .50, con el que posó para tomarse una fotografía.

El testigo explicó que mataban a todas las personas posibles, con tal de que "El Chapo" pudiera controlar el área; además admitió que portó un arma en dos ocasiones, en las que no apretó el gatillo.

Edgar Galván, después trabajar cuatro años para el Cártel de Sinaloa, en 2011 se declaró culpable de posesión de narcóticos y armas de fuego. Hasta el momento ha cumplido ocho años de su sentencia de 24.

Marrufo también está preso y se reunieron por última vez en 2010 cuando la policía de El Paso allanó una casa en la que almacenaban 40 AK-47, un lanzagranadas, chalecos antibalas y municiones.

X