Escucha ahora

Trasnoche ADN


Rusia despliega a su ejército ante incendio forestal que ya consumió tres millones de hectáreas

El siniestro afecta a Siberia desde el 26 de julio y actualmente tiene 246 focos activos.

Rusia despliega a su ejército ante incendio forestal que ya consumió tres millones de hectáreas

Incendio forestal en Siberia. Foto: Getty Images

El calentamiento global sigue causando estragos y la crisis medio ambiental se expande. La región de Siberia arde bajo el fuego y los incendios forestales obligan a que al presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordene que el ejército se una a los trabajos para intentar apagar los incendios forestales que ya afectan a tres millones de hectáreas.

Los siniestros se manifestaron desde el viernes 26 de julio y las cifras oficiales informan que actualmente existen 246 focos activos: 113 en Yakutia, 73 en Irkutsk y 60 en Krasnoyarsk. El Kremlin tomó la medida de sumar a los militares a las labores de los bomberos, ante los llamados con videos de personalidades de la cultura.

La preocupación ante el desastre medioambiental está en que se consumen los pulmones del territorio ruso, mientras el humo comienza a llegar a algunas ciudades e incluso el lunes afectó la capital de Mongolia, Ulán Bator. El combate a las llamas es complejo porque muchos focos se ubican en zonas de difícil acceso.

Los especialistas del Ministerio de Asuntos de Emergencia explicaron que la situación es preocupante, ya que no se puede contar con las lluvias para que se apaguen los incendios. Los frentes atmosféricos -ante el intenso calor- caen en zonas contiguas, incluso provocado inundaciones y sumando otra catástrofe en Siberia.

Si no se terminan las llamas surge el peligro de que los incendios se extiendan a la turba del subsuelo, se vuelvan subterráneos y sea más difícil apagarlos. En tal caso pueden durar hasta el invierno. Hasta ahora en los intentos de extinción participan casi 3.000 personas con unos 400 equipos especializados, incluidos aviones.

Informa El País que la vegetación afectada es diversa, entre árboles y plantas endémicas, pero principalmente se queman los pinos siberianos. Los especialistas como Alexandr Briujánov -del Instituto Forestal de la Academia de Ciencias de Rusia- consideran que los bosques necesitarán más de un siglo para reponerse en el norte de Siberia.

X