Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Masivas marchas de estudiantes en contra de los recortes a la educación en Brasil

Las manifestaciones reiteraron el grito de "la educación no es gasto, es inversión".

Masivas marchas de estudiantes en contra de los recortes a la educación en Brasil

Marchas en Brasil. Foto: Getty Images

Los estudiantes salen al paso del gobierno brasilero y miles de manifestantes protestan ante los recortes anunciados por el Palacio de Planalto. Con lemas como "la educación no es gasto, es inversión" se desarrolló la primera gran muestra de descontento popular en contra de Jair Bolsonaro. El gobernante ultraderechista visita Estados Unidos y desde Dallas insultó a los estudiantes llamándolos "tontos útiles, unos imbéciles, que están siendo utilizados por un minoría que compone el núcleo de las universidades".

Informa El País que una parte considerable de las universidades públicas federales -el alumnado, el profesorado y el personal-- se sumaron a la huelga contra los recortes. Las marchas se vivieron en las principales ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia y Belo Horizonte, entre otras. La manifestación en la conocida avenida paulista estuvo dividida en tres bloques con los sindicatos primeros, seguidos por los universitarios y con los representantes de los partidos en el cierre.

El líder del régimen y sus seguidores consideran que las universidades públicas son un "nido de izquierdistas". Las movilizaciones nacen tras el anuncio de que un 30% del presupuesto de algunas universidades públicas será congelado para cumplir objetivos del déficit y la eliminación de 3.000 becas de investigación. Los indignados salieron de sus laboratorios y aulas para expresar su descontento, mientras el ministro del ramo Abraham Weintraub explicaba los recortes en la Cámara de Diputados.

Bolsonaro debía reunirse con George Bush en Dallas, ciudad donde recogerá un premio que iba a recibir en Nueva York, pero que debió cambiar por los boicots. Weintraub encendió la ira universitaria primero al anunciar que cortaría las subvenciones a las universidades que causaran desorden y caos. Y luego al explicar didácticamente en una retransmisión de Facebook -junto al mandatario- los recortes. "La educación no son chocolatinas", decía una de las pancartas exhibidas.

X