Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Los ataques a la libertad de expresión y el derecho a la información aumentaron en 2018

Reporteros Sin Fronteras contabiliza 63 periodistas asesinados, 348 encarcelados y 60 secuestrados.

Los ataques a la libertad de expresión y el derecho a la información aumentaron en 2018

Asesinato de Jamal Khashoggi. Foto: Getty Images

El asesinato del columnista del diario The Washington Post, PostJamal Khashoggi, en la sede de la embajada de Arabia Saudita en Turquía, fue el hecho que concitó una mayor atención informativa, pero para la prensa el 2018 fue un año especialmente sangriento. La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) contabiliza 63 periodistas asesinados (55 el año anterior), 348 encarcelados y 60 secuestrados.

En la Unión Europea se registró el asesinato del periodista eslovaco Jan Kuciak, quien investigaba un caso de corrupción. Se une al atentado que un año antes le costó la vida a la maltesa Daphne Caruana Galizia. En Estados Unidos un tiroteo contra el diario The Capital Gazette cobró la vida de cinco personas. El odio hacia los medios lo avivan figuras como Donald Trump, quien los califica como "enemigos del pueblo".

Informa el Diario El País que en Polonia la nueva ley de medios públicos generó despidos masivos y la crisis de las publicaciones críticas. Los regímenes de Nicaragua y Venezuela redoblaron la censura. En España la incautación policial de los teléfonos móviles de dos redactores de Europa Press y Diario de Mallorca desataron una ola de críticas.

El secretario general de RSF, Christophe Deloire, advierte que el odio que manifestan líderes políticos, religiosos y empresarios, tienen "consecuencias dramáticas y se traduce en un aumento muy preocupante de las violaciones de los derechos de los periodistas". Todos los indicadores de asesinatos, encarcelamientos y desapariciones forzosas aumentaron.

Los actos violentos contra los informadores subieron -según el balance de RSF-, que eleva a 80 el número de reporteros asesinados mientras ejercían su labor, si se cuenta también a los colaboradores y a los periodistas-ciudadanos. Se trata de un incremento de 8% más que el 2017. Con 15 informadores asesinados, Afganistán lidera el ranking de los países más letales para la prensa. A continuación están Siria con 11 y México con 9.

El número de periodistas encarcelados se incrementa a 348, frente a los 326 de 2017. Más de la mitad están en las prisiones de Irán, Arabia Saudita, Egipto, Turquía y China. El número de periodistas secuestrados asciende a 60, frente a los 54 del año pasado, y casi todos ellos están cautivos en Medio Oriente. El grupo terrorista ISIS es el principal raptor con 24 rehenes y los hutíes de Yemen tienen en su poder a 16 periodistas.


X