Escucha ahora

Trasnoche ADN


Las manifestaciones se toman Quito a pesar del despliegue de tanquetas y blindados militares

Los vehículos policiales y del ejército buscaban detener las caravanas que se dirigían a la capital ecuatoriana.

Las manifestaciones se toman Quito a pesar del despliegue de tanquetas y blindados militares

Protestas en Ecuador. Foto: Getty Images

Nada detiene las manifestaciones y protestas ciudadanas que se han convocado en las diversas ciudades ecuatorianas. La noche de este lunes una masiva marcha de indígenas y organizaciones sociales llegó hasta Quito, a pesar de que el gobierno de Lenín Moreno había desplegado funcionarios y blindados del ejército.

La noche del domingo las calles de la capital de Ecuador vieron que tanquetas y vehículos militares se ubicaban en zonas estratégicas de la urbe, al mismo tiempo que los soldados y la policía resguardaba la seguridad. Incluso esta jornada se ordenó el desalojo de los medios de comunicación y los periodistas del Palacio de Carondelet.

A la misma hora que las fuerzas militares comenzaban el desalojo de la sede del ejecutivo, el gobernante Moreno anulaba la difusión de un mensaje a la nación. Las protestas comenzaron la semana pasada luego de que el gobierno informara una serie de medidas económicas, las que fueron rechazadas por diversos actores sociales y políticos.

Diversas imagenes y videos subidas a las redes sociales dan cuenta que el despliegue de fuerzas militares en diversas zonas no logró impedir las manifestaciones ciudadanas. Las grabaciones muestran que la población civil se acercó a los funcionarios del ejército para entregarles alimentos y acompañarlos en sus labores.

El gremio de los transportistas fue el primero en comenzar una paralización nacional ante la quita de un subsidio al combustible, el que pasó a subir su valor en hasta un 100%. Las organizaciones estudiantiles, sindicales y organizaciones sociales se fueron sumando al llamado a protesta nacional que comenzó el miércoles 2 de octubre.

El ejecutivo de Lenín Moreno decretó un estado de excepción para detener las manifestaciones y el mandatario calificó de "golpistas" a quienes protestaban. Por el momento los cortes de carreteras, el cierre de servicios de transporte, la suspensión de las clases y los choques con la policía continuan en Ecuador.

X