Escucha ahora

Trasnoche ADN


Gobernante de Honduras despliega al ejército ante protestas en su contra que incluye a policías

Las manifestaciones en contra de Juan Orlando Hernández incluyen bloqueos de carreteras.

Gobernante de Honduras despliega al ejército ante protestas en su contra que incluye a policías

Ejército de Honduras. Foto: Getty Images

Las protestas en contra del gobernante Juan Hernández paralizan Honduras. En las protestas y manifestaciones resultan dos personas muertas y más de 20 heridos, en medio de bloqueos de carreteras y violencia en la capital Tegucigalpa y otras ciudades. A la presión sobre el ejecutivo se sumaron transportistas y un sector de la policía.

En medio de los cuestionamientos a la elección que le entregó un segundo mandato, el mandatario se reunió con su Consejo de Defensa y Seguridad y luego ordenaría el despliegue de las fuerzas armadas para contrarrestar las protestas. "El Estado tiene la obligación de garantizarle al pueblo la protección", dijo Hernández.

El director del Centro de Documentación de Honduras, Víctor Meza, asegura que la decisión es una "muestra de desesperación y debilidad" que revela que Hernández "comienza a quedarse solo en un régimen carente de legitimidad". El país cumple dos meses de movilizaciones entre la miseria, violencia, impunidad y corrupción.

Informa El País que a la negligencia gubernamental se suman los escándalos, como el del  hermano del presidente, Juan Antonio Hernández, quien está acusado por fiscales federales estadounidenses de tráfico de "toneladas de cocaína" hacia EE.UU. La DEA también investigó al gobernante por supuesto vínculo con el narcotráfico internacional.

Las manifestaciones comenzaron en abril tras la aprobación de reformas a los sistemas de salud y educación, que fueron interpretadas como la vía para realizar despidos masivos en el sector público y privatizar ambos sectores. Al rechazo se unieron los estudiantes, quienes exigieron el fin del mandato de Hernández.

El gobierno respondió con la represión de antidisturbios para terminar las protestas. Ante el rechazo generalizado el ejecutivo derogó las reformas, pero las protestas continuaron y se unieron transportistas y un sector de la policía. "Demandamos fin a la represión", dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Hernández repite su mandato en Honduras luego que la sala constitucional declarara en abril de 2015 inaplicable el artículo de la carta magna hondureña que prohíbe la reelección presidencial. Así fue declarado triunfador de las elecciones de 2017, mientras la oposición acusa un fraude en el proceso de votaciones.

"Se mantiene gracias al respaldo que le da hasta este momento la cúpula militar y Washington, porque Hernández es un aliado muy obediente de Estados Unidos en materia de seguridad regional, pero también es un aliado incómodo, por sus vínculos con el narcotráfico internacional y por la corrupción", concluye Víctor Meza.

X