Escucha ahora

ADN Noticias


Exdirectivos de multinacional fueron condenados por violar DDHH durante la dictadura argentina

"Es una conquista histórica en Argentina que confirma que fue una dictadura civil-militar", explicó uno de los querellantes.

Exdirectivos de multinacional fueron condenados por violar DDHH durante la dictadura argentina

Pedro Müller.

La justicia condenó a dos altos directivos de Ford Motors Argentina por ser parte del plan represivo de la dictadura que buscaba controlar a dirigentes sindicales de las grandes empresas. Su acción provocó que 24 obreros fueran secuestrados y torturados.

Héctor Sibilla (92 años) era el jefe de seguridad de la planta ubicada en General Pacheco, al noreste de Buenos Aires. Pedro Müller (86) era el gerente de manufactura. El primero fue condenado a 12 años de prisión y el segundo a 10 años.

El histórico fallo contra responsables civiles de violaciones a los derechos humanos, cometidos en el régimen de facto que duró entre 1976 y 1983, se limitó a determinar la responsabilidad penal de los ejecutivos, pero sin involucrar a la compañía.

"Ha sido el primer juicio en democracia que da por probado en forma indudable que la empresa Ford participó con la dictadura en crímenes de lesa humanidad. Dos gerentes fueron condenados", manifestó el abogado querellante Tomás Ojea.

Ojea precisó que "es una conquista histórica en Argentina que confirma que fue una dictadura civil-militar". Las víctimas relataron que Müller y Sibilla indicaban a los sindicalistas que serían secuestrados y torturados en un gimnasio de la planta.

Informa El País que los obreros fueron secuestrados en sus puestos de trabajo y llevados a un centro de detención dentro de la fábrica y desaparecidos durante un mes. Carlos Propato fue secuestrado el 13 de abril de 1976 y su relato demostró que la empresa los despidió con un telegrama alegando que no se presentaban a trabajar.

Propato contó que con golpes lo tiraron por una escalera, lo maniataron con un alambre y lo arrojaron en el baúl de una camioneta, junto a otros cuatro compañeros. Los cinco fueron trasladados hasta el salón donde fueron torturados "más de 11 horas".

También fue condenado -a 15 años de prisión- el exgeneral Santiago Riveros, jefe de los centros de detención de la zona Campo de Mayo. Ford se mantuvo al margen, pero los querellantes adelantan que el siguiente paso es que "rinda cuentas la empresa".

X