Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Estudio comprobó que las altas temperaturas vuelven a las personas más antisociales

"Nos interesa mucho saber cómo elcambio climáticopuede afectar al riesgo de conflicto y de guerras", comentó uno de los autores.

Estudio comprobó que las altas temperaturas vuelven a las personas más antisociales

Calor extremo. Foto: Getty Images

Un experimento social desarrollado en Estados Unidos y Kenia da cuenta de conclusiones relevantes en un escenario de crisis medioambiental. Durante seis meses se estudió el comportamiento de 2.000 participantes. Dos grupos de seis personas se ubicaban en dos habitaciones, para resolver juegos y problemas, con la única diferencia en la temperatura ambiente en el lugar: la primera a 22° y la segunda a 30° centígrados.

"La actitud destructiva con el prójimo es notablemente más elevada en la habitación calurosa. Este efecto es particularmente relevante en el país más pobre del experimento (Kenia). Además, las personas con una inteligencia por debajo de la media tuvieron una repuesta agresiva mayor al calor (un 12% más)", expone la investigación que publicó The National Bureau of Economic Research.

Evaluar el comportamiento ante el calor fue la base del estudio. Uno de los nueve autores de la investigación, Eduard Miguel, aseguró que "nos interesa mucho saber cómo el cambio climático puede afectar el riesgo de conflicto y de guerras civiles". Los expertos sí reiteraron que la capacidad de resolver problemas o tomar decisiones razonadas de las personas, no se ve alterada por la temperatura.

El estudio concluye que "esto sugiere que, al menos en nuestra muestra, una temperatura elevada puede desencadenar la agresión a través de su impacto sobre el afectividad y la excitación en lugar de nuestra capacidad cognitiva". En el experimento los participantes debieron analizar la calidad de sus decisiones, su nivel de concentración, comportamiento social, nivel de cooperación, además de evaluar su nivel de felicidad y de alerta.

Informa el texto de la periodista Rebeca Gimeno para Retina de El País que el calor incidió negativamente en el comportamiento, además precisa que los resultados se publicaron junto con estudios anteriores que vinculaban las altas temperaturas con emociones negativas y efectos fisiológicos agresivos. Las conclusiones sugieren que los crímenes violentos y conflictos grupales son más probables con calor.

Las investigaciones encontraron que las altas temperaturas aumentan la conflictividad, las migraciones locales, el uso de energía y las transmisiones de SIDA, pero además reducen la productividad, el comercio internacional, la actividad física y la fertilidad. Un análisis de 60 estudios concluye que por cada grado más de temperatura del planeta, la frecuencia de la violencia entre individuos sube 4% y entre grupos 14%.

X