Escucha ahora

Mundo Vivo


Escándalo de vacunas sacude al sistema de salud chino

En el centro de la crisis está la farmacéutica Changchun Changsheng Bio-Technology.

Escándalo de vacunas sacude al sistema de salud chino

Vacunas en China. Foto: Getty Images

Un escándalo afecta al sistema de salud chino. Un laboratorio fabricó y vendió decenas de miles de vacunas sin estándares legales. La negligencia reinstala los episodios de irregularidades y corrupción. La indignación social se vio en las redes sociales y las autoridades tratan de contener la crisis incluso con censura.

Es la farmacéutica Changchun Changsheng Bio-Technology. La denuncia de un empleado permitió al regulador detectar que se habían falsificado datos de producción de al menos 113.000 dosis de vacunas contra la rabia. La autoridad revocó la licencia para producir estas vacunas, el segundo fabricante -por cuota de mercado- de las dosis.

Días más tarde se supo que la empresa violó los estándares de fabricación de la vacuna DPT, que se administra a los bebés para protegerles de difteria, tosferina y tétano. La farmacéutica vendió 250.000 dosis al Centro de Control de Enfermedades de Shandong. Todas se aplicaron y no se sabe el impacto que podrían generar.

Por ésta ofensa se impuso una multa de 540.000 euros, una cantidad menor para esta empresa que ganó el 2017: 71 millones de euros. "Hace un tiempo en Chongqing, ahora en Shandong... ¿Mañana dónde? Esto no es solamente un problema de codicia", escribió una internauta. Los comentarios contra los directivos fueron eliminados.

El primer ministro chino, Li Keqiang, dijo que el caso "cruza la línea de la moralidad" y ordenó una investigación "de toda la cadena industrial que cubre la producción y venta de vacunas". Las declaraciones se parecen a las de 2016, cuando más de 200 personas fueron detenidas por ser parte de una red de venta de vacunas infantiles vencidas.

En su editorial, el periódico China Daily llamó a las autoridades a actuar "lo antes posible" para frenar estos escándalos, agregando en su análisis que "es obvio que este incidente podría convertirse en una crisis de salud pública si no se maneja de forma razonable y transparente".

X