Escucha ahora

Ciudadano ADN


Emperador de Japón dimite por primera vez en 200 años

En su último discurso, Akihito deseó "paz y felicidad para el pueblo japonés y el mundo entero".

Emperador de Japón dimite por primera vez en 200 años

Emperador Akihito. Foto: Getty Images

El emperador Akihito completó su abdicación como máxima autoridad de Japón en una ceremonia que no se realizaba en los últimos 200 años.

Bajo una intensa lluvia en el palacio imperial emplazado en Tokio, el líder nipón realizó su último discurso, donde deseó que "esta nueva época sea estable y fructífera. Rezo con todo mi corazón por la paz y la felicidad del pueblo de Japón y del mundo entero".

"Desde que ascendí al trono hace 30 años, he llevado a cabo mis deberes como emperador con un profundo sentimiento de confianza y respeto por el pueblo, y me siento muy afortunado por haber podido hacerlo", añadió.

Akihito se instaló junto a su esposa Machiko, la primera "plebeya" que formó parte de la familia real hace 60 años, sobre un estrado blanco ante cerca de 300 personas.


 

Frente a él, los chambelanes imperiales depositaron sobre unas mesillas los símbolos del trono: la espada Kusanagi-no-Tsurugi y la joya Yasakani-no-Magatama, los que son demasiado sagrados para el ojo humano y están cubiertos.

Según la tradición, ambos objetos junto al espejo Yata-no-Kagami, que se guarda en el santuario de Ise, fueron entregados por la diosa del Sol Amaterasu a la familia imperial nipona y sus descendientes.

Previamente, el emperador apareció vestido con los ropajes tradicionales y visitó el Santuario Imperial (Kashiko-dokoro) para comunicar a los dioses su retirada.

Akihito dejará su cargo esta medianoche, ya que este 1 de mayo comenzará la era Reiwa de su hijo Naruhito, quien asumirá el trono en el llamado Salón de Pino de Tokio.

 

X