Escucha ahora

Trasnoche ADN


El terrorista que atacó la sinagoga en Alemania es un ultraderechista y antisemita

Stephan Balliet de 27 años llevaba varias armas largas y hasta cuatro kilos de explosivos.

El terrorista que atacó la sinagoga en Alemania es un ultraderechista y antisemita

Stephan Balliet. Foto: Getty Images

El terrorista portaba varias armas y hasta cuatro kilos de explosivos. Su propósito era asesinar a unas 60 personas que celebraban Yom Kippur en una sinagoga en la ciudad de Halle y difundir a través de la red esa matanza. El ministro del interior alemán Horst Seehofer dijo que el atentado -que les costó la vida a dos personas- era una "vergüenza para el país" y prometió una guerra sin cuartel contra el extremismo.

"La Alemania de hoy sigue y seguirá ligada al compromiso del 'nunca más' marcado tras la derrota del nazismo", agregó Seehofer. El autor del ataque es Stephan Balliet de 27 años, un fanático ultraderechista que buscaba imitar la masacre ocurrida en dos mezquitas en Nueva Zelanda. En el video que grabó se le escucha comentando que "el Holocausto nunca pasó", insulta al feminismo y culpa a los judíos de todos los males.

Pese al armamento con que contaba y de no encontrar seguridad, Balliet fue incapaz de ingresar. Sí disparó contra la puerta y las ventanas y lanzó bombas molotov. "Si el atacante hubiera entrado en la sinagoga se habría producido un auténtico baño de sangre con más de 60 víctimas mortales. Por suerte, la puerta de la sinagoga resistió", dijo el titular del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster.

El fanático antisemita, al no poder entrar en la sinagoga, se calificó a sí mismo de "perdedor". Luego asesinó a una mujer de 40 años que pasaba por el lugar y poco después disparó contra un local de comida turca, dando muerte a un joven de 20 años. El fiscal general Peter Frank aseguró que Balliet "trató de cometer una masacre movido por racismo y antisemitismo y se trata de un atentado terrorista de extrema derecha".

Informa El País que el terrorista había redactado un documento al que llamó The Plan, en el que muestra fotos de armas y explosivos similares a los que estaban en su automóvil, desde donde la policía incautó cuatro kilos de explosivos, además de las que utilizó en el atentado. El texto encontrado en Internet por el Centro de Internacional de Estudios de Radicalización de Londres plantea la necesidad de matar a los "antiblancos".

La policía no tenía en su radar a este extremista de derecha. "Stephan era un solitario, apenas tenía amigos y a menudo se sentaba frente al computador”, contó el padre del terrorista al diario Bild. El sujeto se crio con la madre tras la separación del matrimonio, había dejado sus estudios de química y trabajaba como técnico de telecomunicaciones. Los agentes lo capturaron en una carretera luego de que provocara un accidente.

X