Escucha ahora

Trasnoche ADN


El gobierno de Brasil supo tres días antes del inicio de la quema de bosques en el Amazona

El ministerio público alerto al ejecutivo del llamado de agricultores y terratientes al "Día del Fuego" en los estados de Pará y Mato Grosso.

El gobierno de Brasil supo tres días antes del inicio de la quema de bosques en el Amazona

Quema en el Amazona. Foto: Getty Images

La crisis medioambiental tuvo una advertencia y el gobierno brasilero eligió desoírla. El Ministerio Público Federal (MPF) del estado de Pará envió un oficio al Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama), organismo dependiente del Ministerio de Educación donde informaba que productores rurales realizarían quemas forestales como forma de protesta.

Informa Globo Rural que el miércoles 7 de agosto la fiscalía local envió el documento en carácter de "urgente" a la entidad ministerial. Desde el ejecutivo del ultraderechista Jair Bolsonaro no hubo respuesta inmediata. Finalmente el sábado 10 de agosto un grupo de 70 personas de las localidades de Altamira y Novo Progresso concretaron los incendios en la ruta BR-163 que cruza los estados de Pará y Mato Grosso.

La respuesta de Ibama llegaría recién el lunes 12 de agosto, cuando las quemas se extendían por el Amazonas. El texto precisaba al MPF que ante la ausencia de apoyo de la policía militar de Pará, las acciones de inspección se vieron obstaculizadas por "implicar riesgos relacionados con la seguridad de los equipos en terreno". El organismo también aseguraba haber informado a las autoridades locales y nacionales.

Los comerciantes, productores agrícolas y ganaderos, además de terratenientes se organizaron en WhatsApp para generar los incendios. Su objetivo era mostrar a Bolsonaro que apoyaban sus ideas de "aflojar" la supervisión de Ibama y así obtener la condonación de las multas por infracciones ambientales. Según Globo Rural el grupo incluso contrató motociclistas y motosierras para atacar el bosque.

El grupo en la aplicación se llama "El diario de la voz de la verdad", fue creado el 17 de agosto de 2016 y tiene 246 participantes. Ese colectivo virtual creó el "Día del Fuego", el origen de los incendios forestales que atacan la Amazonía en territorio brasilero y que desatan una crisis medioambiental que suma desprestigio internacional al gobierno. Claro que su objetivo inicial era afectar al Bosque Nacional Jamanxim.

Ese parque abarca 1.3 millones de hectáreas de extraordinaria biodiversidad y se vincula a la Terra do Meio, un área de conflicto agrario en el Amazona. Para iniciar el fuego cortaron árboles con motosierras y luego los motociclistas recorrieron la ruta BR-163 iniciando diversos focos, ayudados por la sequía de áreas boscosas y terrenos baldíos. Sus planificadores conforman un segundo grupo de WhatsApp: "SERTAO".

El segundo colectivo virtual lo integraban 70 personas, que dirigen al primer grupo "El diario de la voz de la verdad", pero con sus acciones ahora llegan a unas 80. Informa la revista Globo Rural que al menos cuatro de sus miembros han sido arrestados por delitos ambientales. Los "SERTAO" son conocidos como acaparadores de tierras en el sur de Pará a incluye a propietarios de supermercados, tiendas y granjas en la región.

Algunos de ellos debieron llegar a acuerdos con la justicia local e incluso deben utilizar una tobillera electrónica. Luego del inicio de las quemas el fuego se extendió sobre las cercas y amenazó las casas. Quienes viven alrededor de la BR-163 vieron a los grupos de hombres provocando incendios. El criminal "Día de Fuego" también se desarrolló en el municipio de Altamira y se extendió al distrito Cachoeira da Serra.

A inicios de agosto varias áreas protegidas sufrieron ataques de motosierra. Primero se despeja y luego se incendia. "Nadie se quedó sin servicio", según reconoció un operador de motosierra que pide quedar anónimo. Incluso se construyeron pistas de aterrizaje clandestinas en el bosque. Todo lo planificó el grupo SERTAO. En plena crisis y rechazo internacional el domingo 25 de agosto el gobierno brasilero dijo que investigarían.

X