Escucha ahora

Trasnoche ADN


El calor extremo alcanza máximos en Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Holanda y el Reino Unido

El calentamiento global se hace sentir en Europa y París llega a los 42,6 grados centígrados.

El calor extremo alcanza máximos en Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Holanda y el Reino Unido

Calor extremo en Europa. Foto: Getty Images

El cambio climático dijo presente otra vez. En Europa la población soporta temperaturas extremas con registros históricos. El instituto Météo-France informó que en París se vivieron dos récords de calor, al registrar primero 41° y finalmente 42,6°. Las autoridades debieron declarar alerta roja en 20 departamentos de la zona norte del país.

La ola de calor llegó a otros cuatros países: Alemania, Bélgica, Holanda y Reino Unido. La lista de récords continuó con los 41" centígrados en Orléans, Reims y Nancy, además de los 40 en Lille, Rouen, Dijon y Estrasburgo. "Nuestros organismos no están habituados a estas temperaturas", comentó el primer ministro galo Édouard Philippe.

La ministra de salud, Agnès Buzyn, pidió "que todo el mundo redoble la atención" y advirtiendo que "nadie está exento de riesgos ante estas temperaturas". El calor extremo estuvo en gran parte de Europa occidental, con las autoridades aconsejando a la población quedarse en el hogar y limitar el ejercicio al aire libre.

En Alemania la temperatura superó los 41° centígrados y el Servicio Meteorológico Alemán constató 41,6 grados en la ciudad de Lingen (Baja Sajonia). La ola de calor que obligará a cerrar la central nuclear de Grohnde, ante al aumento de la temperatura del río Weser, ya que el agua del río puede alcanzar el límite crítico de 26 grados.

Bélgica el miércoles tuvo un récord absoluto con 40,2° en Lieja, pero lo superó este jueves con 40,6°. Informa El País que en Holanda llegó por primera vez a los 40,7 grados y el ministerio de salud advirtió a la ciudadanía de "la mala calidad del aire por la formación de ozono en las capas bajas de la atmósfera, que incrementa el smog".

En Austria esperaban 38° centígrados, pero ya el lunes un niño de tres años murió por deshidratación y su cuerpo fue hallado en un vehículo estacionado al sol. En el Reino Unido alcanzó 38,1 grados en Cambridge, la temperatura más alta en julio, pero el servicio meteorológico estima en 60% que supere el récord país de 38,5 grados.

X