Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


EE.UU. probó misil crucero tras abandonar acuerdo de desarme con Rusia

Moscú denunció una "escalada de tensiones militares".

EE.UU. probó misil crucero tras abandonar acuerdo de desarme con Rusia

Donald Trump. Foto: Getty Images

Estados Unidos anunció que ejecutó una prueba con un misil de crucero desde la isla de San Nicolás, en California, que impactó a más de 500 kilómetros, semanas después de su retirada oficial del llamado tratado INF, el pasado 2 de agosto.

El Pentágono informó que efectuó el test de vuelo de "un misil de crucero configurado convencionalmente y lanzado desde tierra". "El misil de prueba salió de su lanzadera móvil en tierra e impactó de forma precisa su objetivo tras más de 500 kilómetros de vuelo", explicó en un comunicado de prensa.

El organismo destacó que "los datos recopilados y las lecciones aprendidas de esta prueba" darán información al "Departamento de Defensa sobre las capacidades futuras del medio alcance".

De seguir en vigor el tratado de eliminación de misiles de corto y mediano alcance (INF), esta prueba hubiera supuesto una violación del arreglo, ya que el proyectil lanzado desde tierra voló más de 500 kilómetros de distancia.

El tratado, suscrito por EE.UU. y Rusia en 1987, estipulaba la destrucción por parte de los firmantes de los misiles balísticos y de crucero, lanzados desde tierra, de corto y mediano alcance, es decir con rangos de entre 500 y 5.500 kilómetros.

Rusia denunció una "escalada de tensiones militares" tras el anuncio de Estados Unidos sobre su primera prueba de misil de medio alcance desde la Guerra Fría. "Lamentamos todo esto. Estados Unidos toma de manera flagrante el camino de una escalada de tensiones militares, pero no cederemos a la provocación", declaró el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, citado por las agencias rusas.

Según Riabkov, el "plazo sumamente ajustado" que necesitó Estados Unidos para realizar con éxito esta prueba de un nuevo misil tras el fin del INF demuestra que Washington se había preparado para el cese de este texto firmado entre ambos países. "En un tiempo tan corto, es casi imposible realizar tales pruebas, excepto si se ha preparado con antelación. Se trata de una confirmación visible de que Washington se preparaba (...) desde hacía tiempo para retirarse del tratado", dijo.

X