Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


EEUU le pagó millones de dólares a Facebook, Google, Yahoo y Microsoft por espiar

La información de The Guardian supone la primera prueba de la existencia de una relación económica entre empresas tecnológicas y la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense.

EEUU le pagó millones de dólares a Facebook, Google, Yahoo y Microsoft por espiar
La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA en inglés) pagó millones de dólares a grandes compañías de Internet para cubrir el coste de su participación en el programa de espionaje masivo Prisma, según reveló el material suministrado por el exanalista de inteligencia de esa agencia Edward Snowden al diario británico The Guardian. Estas empresas recibieron los fondos de la organización de espionaje para adaptarse a la sentencia dictada en octubre de 2011 por el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA, en sus siglas inglesas), que actúa bajo la normativa de secretos oficiales. La información de The Guardian supone la primera prueba de la existencia de una relación económica entre empresas tecnológicas como Google, Yahoo, Microsoft y Facebook con la NSA en relación con la vigilancia masiva de las redes y teléfonos de los usuarios.

El periódico británico, que destapó el escándalo del espionaje masivo por parte de Estados Unidos, parece responder así al acoso que dice haber sufrido por parte de las autoridades británicas desde que comenzara a publicar los datos facilitados por Snowden. Este acoso se tradujo el pasado domingo en el arresto -y posterior interrogatorio durante nueve horas- en el aeropuerto de Heathrow en Londres de David Miranda, el compañero sentimental de Glenn Greenwald, el periodista que firmó los principales artículos sobre el caso. Al brasileño le fue aplicada la ley antiterrorista en una acción que denunció por vía legal. La policía sostiene que entre el material informático que se le incautó encontraron “decenas de miles” de documentos confidenciales de la inteligencia británica.

Una sentencia judicial de 2011, que fue desclasificada el miércoles por la administración de Barak Obama, declaraba inconstitucionales algunas de las actividades de la NSA, porque su incapacidad para separar las comunicaciones electrónicas de los ciudadanos estadounidenses y las de los otros países viola la cuarta enmienda (inviolabilidad de las comunicaciones) de la Constitución. El desembolso en favor de las compañías tecnológicas se produjo después de esa sentencia del FISA.
X