Escucha ahora

Ciudadano ADN


Documental muestra al primer país que quedará bajo el mar por el cambio climático

Esta nación oceánica está en alerta desde 1989 por el nivel del océano.

Documental muestra al primer país que quedará bajo el mar por el cambio climático

Archipiélago y país insular. Foto: Getty Images

La leyenda de Atlantida está más cerca de lo que alguien se imagina. Un archipiélago y país insular ubicado en Oceanía, en pleno océano Pacífico y al noreste de Australia, está cada vez más cerca de ser la primera nación en quedar bajo el mar debido al cambio climático.

En Kiribati cuentan 33 atolones coralinos y una isla volcánica, donde viven 110,136 habitantes en algo más de tres millones de kilómetros cuadrados. Un informe de la ONU alertaba en 1989 que se convertiría en el primer país víctima del aumento de las aguas. Sus gobiernos llevan años planificando la evacuación total.

Incluso su expresidente Anote Tong recorrió el mundo en la última década llevando el nombre de su país por todos los foros posibles: la sede de la ONU, las cumbres climáticas, programas de televisión, visitas oficiales a otros estados y el Vaticano. El documental "Anote's Ark" -estrenado en Sundance- cuenta su historia. 


Anote Tong

"Estamos tan aislados que siempre pensamos que las tribulaciones del mundo no tenían nada que ver con nosotros, pero aquí estamos, sometidos al fenómeno global del cambio climático", cuenta el exmandatario en la cinta del canadiense Matthieu Rytz. El problema es que el actual gobernante Taneti Mamau, está centrado en el turismo.

Más allá de que lentamente el territorio es consumido por el Pacífico, sus habitantes ya se enfrentan a la falta de agua potable y algunos pueblos a orillas del mar ya tuvieron que desplazarse unos metros al interior del territorio. Una de sus vías de salida es Nueva Zelanda, que ofrece cada año 75 puestos laborales para los kiribatianos.

La cinta muestra esa realidad. Y mientras limpia un pescado, Tong la resume: "Los que se fueron, perdieron la conexión espiritual con Kiribati, porque ya no se consideran a sí mismos indígenas. No podemos resistirnos, estas islas van a desaparecer. Si nos vamos, preservar nuestra cultura y tradiciones no va a ser nada fácil".

X