Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Barack Obama y Raúl Castro se dieron la mano en el funeral de Mandela

Otro momento emotivo fue durante la ceremonia interreligiosa, o cuando la exmujer de Madiba -con quien tenía una buena relación- dio un largo abrazo a la viuda.

Barack Obama y Raúl Castro se dieron la mano en el funeral de Mandela
Todo Sudáfrica y un centenar de jefes de Estado y de Gobierno despiden este martes 10 de diciembre a Nelson Mandela, el hombre que derrotó al apartheid, con una ceremonia que se celebra en el estadio Soccer City de Soweto y que incluye, entre otras, intervenciones de los presidentes de EE.UU, Barack Obama; Brasil, Dilma Rousseff; y Cuba, Raúl Castro, así como familiares y amigos de Mandela.

Durante la ceremonia, el presidente estadounidense y el cubano se saludaron estrechando manos. En su intervención, Obama calificó a Mandela de "gigante de la justicia", recordó que sigue habiendo presos de conciencia y consideró que en el mundo hay demasiados líderes que manifiestan solidaridad con la lucha que libró Madiba "pero que no toleran la disidencia de su propio pueblo".

Castro respondió que "Mandela es un ejemplo insuperable para América Latina y el Caribe, que avanzan hacia la unidad e integración en beneficio de sus pueblos respetuosos de su diversidad, con la convicción de que el diálogo y la cooperación son el camino para la solución de las diferencias, la convivencia civilizada de quienes piensan distinto".

Desde Chile, el presidente Sebastián Piñera expresó "gratitud y reconocimiento a un hombre que supo iluminar los caminos de la paz, del reencuentro y la reconciliación".

El himno nacional sudafricano abrió la ceremonia bajo una lluvia intensa. Después, en la ceremonia interreligiosa, un rabino, un imán y un prelado cristiano mostraron la unidad que defendió Mandela durante toda su vida.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, recibió abucheos a su entrada en el estadio, mientras que la exmujer de Mandela, Winnie, tuvo una calurosa acogida. Precisamente, Winnie dio la bienvenida a la viuda, Graça Machel, con un largo y emotivo abrazo. A pesar de estar separada de Madiba desde hace más de dos décadas, Winnie y Mandela mantenían una relación estrecha, hasta que el pasado día 5 falleció en su domicilio a la edad de 95 años.

El estadio Soccer City abrió puertas un poco más tarde de las seis de la mañana pero horas antes, un millar de personas ya esperaban bajo la lluvia intensa y bajas temperaturas invernales a pesar de estar en verano. Tal como ocurrió cuando se informó de la muerte de Mandela, los sudafricanos intentaron poner al mal tiempo buena cara y se entretenían cantando.

Entre los asistentes al acto figuran también el primer ministro británico, el presidente del Gobierno español y su par francés, tres expresidentes de EE.UU, Bono, Peter Gabriel, Naomi Campbell, Bill Gates y Oprah Winfrey.
X