Escucha ahora

Ciudadano ADN


Aseguran que gobierno de Justin Trudeau realizó presiones para cerrar investigación contra empresa

Un exministro y la exfiscal general denunciaron los intentos para salvar procesar a compañía acusada de soborno.

Aseguran que gobierno de Justin Trudeau realizó presiones para cerrar investigación contra empresa

Justin Trudeau. Foto: Getty Images

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, rechazó las solicitudes de renuncia por el escándalo que afecta a su gobierno, argumentando que los ciudadanos expresarán su opinión en las elecciones federales de octubre. La respuesta intenta enfrentar la denuncia del exministro de justicia y la exfiscal general Jody Wilson-Raybould, quienes describieron un esfuerzo inapropiado por parte de funcionarios cercanos al gobernante que intentaban cerrar el procesamiento de una compañía acusada de soborno.

En un testimonio ante el comité de justicia, Wilson-Raybould dijo que la presión sobre ella incluía "amenazas encubiertas" y explicó que "experimenté un esfuerzo constante y sostenido por parte de muchas personas dentro del gobierno para tratar de interferir políticamente en el ejercicio de la discreción fiscal en mi papel de fiscal general de Canadá en un esfuerzo inapropiado".

A inicios de febrero el Globe and Mail informó que asesores cercanos al primer ministro presionaron a la entonces fiscal general para que abandonara sus planes de enjuiciar a la empresa de ingeniería SNC Lavalin por acusaciones de fraude y soborno, y que le solicitaron que buscara un "acuerdo de procesamiento diferido" que permitiera una multa. Wilson-Raybould dijo que estaba sometida a "acoso" por parte de miembros del gobierno, mencionando 10 llamadas telefónicas y 10 reuniones relacionadas con el caso.

Wilson-Raybould detalló una cita con Trudeau, en la que él le dijo estar preocupado por los empleos de SNC Lavalin en Quebec y le pidió que "ayudara". Su versión establece que le consultó: "¿Está usted interfiriendo políticamente con mi papel como fiscal general? Recomendaría encarecidamente que no lo hiciera", ante lo que el primer ministro reaccionó con un "no, no, no, sólo necesitamos encontrar una solución".

La exfiscal general se negó a abandonar su cargo y cuatro meses después fue degradada a la posición de ministra de asuntos para veteranos. "No puedo evitar pensar que esto tiene algo que ver con una decisión que no tomaría", dijo ella a la comisión. Trudeau negó que su oficina hubiera "dirigido" a Wilson-Raybould. Ella renunció horas más tarde. Los sondeos de opinión muestran que las acusaciones están comenzando a dañar al Partido Liberal a ocho meses de las elecciones de octubre.

Informa The Guardian que la oposición acusa a Trudeau de tratar de encubrir un intento de los funcionarios de ayudar a SNC-Lavalin. "Justin Trudeau ya no puede ocultar el hecho de que estaba en el centro de un intento de interferir en un proceso penal. Ya no puede, con la conciencia limpia, continuar liderando esta nación", dijo el líder conservador Andrew Scheer. El escándalo ya le costó al primer ministro canadiense la renuncia de su asesor más cercano: Gerald Butts, quien se alejó a principios de este mes.

X