Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Publicidad

Ironman 70.3 de Pucón: El nuevo desafío de los hermanos Salazar

José Pablo, Macarena, Catalina y Fernanda ya están en Pucón, a horas del desafío más importante de la temporada.

Ironman 70.3 de Pucón: El nuevo desafío de los hermanos Salazar

Hermanos Salazar en las oficinas de Skechers. Foto: ADN.cl

Inseparables como pocos en el triatlón nacional, están unidos tanto por su sangre como por sus logros deportivos. José Pablo, Macarena, Catalina y Fernanda Salazar Ezquerra son nombres obligados cuando se habla de triatlón y del Ironman de Pucón. Y, conversando con ellos, es posible descubrir una historia con varios denominadores comunes: superación, disciplina y compañerismo.

Cada uno en su propio nivel, con sus propias fortalezas y debilidades y pese a su diferencia de edad –se llevan alrededor de dos años entre cada uno-, se las arreglan para conjugar sus contrastes y apoyarse mutuamente en entrenamientos conjuntos. Es la costumbre de estos cuatro hermanos que heredaron de sus padres y tíos, muy vinculados al ambiente deportivo, la pasión por nadar. Pasión que con el tiempo se fue transformando en ganas de brillar en todos los frentes del triatlón, con el esfuerzo que implica: compatibilizar con sus estudios, sacrificar horas de sueño, viajes y una preparación física constante y que siempre busca ir más allá.

José Pablo (25), el mayor, va por su cuarto Ironman como atleta profesional. Conocido como JP por todos, llega a Pucón después de una intensa temporada de entrenamiento en Estados Unidos, donde se destacó como número 15 en el Ironman 70.3 de Augusta, y con un décimo segundo lugar en el Steelhead en Benton Harbor, Michigan. Pero brillar en sus propias tierras, sin duda, es tan o más importante. "Este Ironman lo he esperado todo el año", asegura sobre Pucón. Y está dispuesto a darlo todo, consciente del peso histórico de la carrera. "Todos quieren debutar aquí, todos quieren llegar aquí y tener su mejor resultado", asegura.


 

Le sigue Macarena (23), que aunque corre distancias más cortas, está preparándose hace ya varias semanas con el mismo rigor de sus hermanos, empeñada en aumentar su kilometraje en bicicleta y trote. "En el Ironman están todos los triatletas, todos saben que es la carrera más importante de Chile, y el apoyo del público es fundamental", cuenta esta atleta multifacética, que incluso tuvo un coqueteo con las cámaras, en el rol de comentarista de la transmisión del Ironman 2018 por TVN.


 

Su hermana Catalina (20) viene de competir en el Mundial de Half Iron Man, en Port Elizabeth, Sudáfrica, en un 2018 en el que incluso decidió congelar su carrera universitaria para darle tiempo a su entrenamiento. Una decisión siempre difícil de tomar para cualquier deportista que sabe que debe proyectarse más allá de su disciplina. "Me fui a Estados Unidos por ocho meses y, como volví en octubre, tuve que ponerme sola al día. Cuando estaba allá, mis amigos me explicaban por FaceTime la materia, llegué a dar todas las pruebas, tuve que compatibilizar todo pero lo logré". El desafío que ahora tiene por delante ya no son los estudios, sino su segundo Ironman, tras haber logrado el primer lugar en su categoría (mujeres de 18 a 24 años) en 2018.


 

Y la menor de los cuatro, Fernanda (19), durante el pasado 2018 dio un gran paso: se cambió de distancia Sprint a medio Ironman, alargando sus kilómetros de natación, bicicleta y trote. "Voy a correr mi primer medio. Me espera la Península", cuenta entusiasmada por este nuevo desafío que la acerca al nivel de sus hermanos mayores.


 

Los cuatro han entrenado tanto juntos como por separado previo al Ironman. Y coinciden en que el entrenamiento en familia es clave para motivarse, sacar lo mejor de cada uno, felicitarse por sus logros e incluso molestarse y hacerse bromas cuando alguno de ellos no lo está dando todo. Una complicidad que demuestra que el trabajo en equipo rinde frutos que no siempre el individualismo puede equiparar, y que la sangre compartida se puede transformar en garra y pasión por lo que se hace.

Los Salazar están, además, agrupados en su rol de embajadores de Skechers, quienes comprometidos con la misión de apoyar a los jóvenes atletas en escenarios de esta magnitud, los apoya a través de la línea Skechers Performance.

Este fin de semana, José Pablo, Macarena, Catalina y Fernanda podrán mostrar su esfuerzo y trabajo de meses ante un gran público lleno de entusiasmo y energía, en esos turísticos parajes que se transformarán en el epicentro deportivo nacional: las calles, el lago y la Península de Pucón.

X