Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Publicidad

Everton demolió a Colo Colo para alcanzar el título del Apertura

El conjunto viñamarino consiguió la cuarta estrella de su historia luego de 32 años de espera, tras derrotar por 3-0 a un conjunto albo irreconocible, que creyó tener el pentacampeonato asegurado y lo dejó escapar por la mezquindad de su planteamiento.

Everton demolió a Colo Colo para alcanzar el título del Apertura

Everton de Viña del Mar se convirtió este martes en el flamante e indiscutible campeón del Torneo de Apertura 2008, tras dar vuelta la derrota que obtuvo en Santiago y superar por un categórico 3-0 a Colo Colo, que llegó hasta el Estadio Sausalito a administrar una ventaja y se quedó sin el histórico pentacampeonato.

Everton de Viña del Mar se convirtió este martes en el flamante e indiscutible campeón del Torneo de Apertura 2008, tras dar vuelta lal derrota que obtuvo en Santiago y derrotar por un categórico 3-0 a Colo Colo, que llegó hasta el Estadio Sausalito a administrar una ventaja y se quedó sin el histórico pentacampeonato.

El equipo dirigido por Nelson Acosta tenía una misión casi imposible al llegar a la Región de Valparaíso con un 0-2 en contra, pero ya habían dado vuelta un resultado aún más adverso en cuartos de final ante Audax Italiano y en sus filas había confianza.

Colo Colo acariciaba el pentacampeonato y llegó a culminar una tarea que parecía ya hecha, aunque desde el primer minuto las cosas estuvieron lejos de serle favorables.

El cuadro viñamarino atacó desde el inicio, y aunque careció de claridad, paulatinamente metió a los albos en su propio terreno. Dos tiros en los postes cuando el arquero Cristián Muñoz estaba batido, de Leandro Delgado en el minuto 19 y uno de Jaime Riveros a los 23', fueron una buena muestra de lo que vendría.

Por el lado de los albos, el ariete argentino Lucas Barrios fue la figura que más buscó, pero desde el inicio los zagueros viñamarinos lo marcaron con excesiva fuerza y se encargaron de "ablandarlo", consiguiendo a la larga su objetivo.

Johnny Herrera sólo pasó peligro con tiros libres de Daniel González, quien aparte de eso una vez más fue un nulo aporte, y Everton de a poco avanzó.

No marcaron en el primer tiempo, pero apenas se reanudaron las acciones los pupilos de Acosta dieron el gran golpe, cuando Ezequiel Miralles apareció en el área tras pase de Darío Gigena y conectó en plena área chica para anotar el 1-0 en el minuto 47.

Los albos demoraron en reaccionar y eso permitió a Everton seguir buscando, hasta que un tiro enviado al área por Jaime Riveros no encontró a nadie que conectara o despejara, y el balón se coló junto al poste derecho de un sorprendido Muñoz a los 72'.

Este resultado obligaba a definir al campeón en un alargue, pero duró muy poco ya que sólo tres minutos después Riveros envió un nuevo tito libre bombeado y Miralles se adelantó a todos para superar por alto al golero argentino y poner el 3-0.

Sólo ahí Colo Colo intentó reaccionar con desesperación y Fernando Astengo se decidió a realizar cambios ofensivos, aunque esta vez la suerte no estuvo del lado de los albos, que chocaron contra la muralla viñamarina cada vez que buscaron con envíos largos.

El descuento que habría coronado al elenco popular no llegó, y Everton festeja una corona largamente esperada, desde 1976, y comienza a pensar en la Copa Libertadores 2009. Por el lado de Colo Colo, la desazón es monumental, al ver escapar un pentacampeonato que sentían seguro, y la oportunidad de hacer nuevamente historia en el fútbol chileno.

Revise el relato en vivo de ADN Deportes

X