Escucha ahora

Ciudadano ADN


Publicidad

Escucha Chile: San Petersburgo, la sobrecogedora ciudad que fascina como París o Venecia

Juan Cristóbal Guarello nos da tintes sobre la ex Leningrado y el monstruoso estadio construido a un costado del Mar Báltico.

Escucha Chile: San Petersburgo, la sobrecogedora ciudad que fascina como París o Venecia

Los palacios de San Petersburgo sorprenden al mundo. Foto: Getty Images

Desde Rusia, Juan Cristóbal Guarello

En estos momentos estoy en San Petersburgo, ciudad fundada por Pedro El Grande, que en algún momento fue la capital del imperio zarista que después fue renombrada, no como Leningrado si no como Petrogrado, porque San Petersburgo sonaba muy alemán, y luego de la revolución obviamente fue renombrada como Leningrado hasta la caída de la Unión Soviética en septiembre de 1991.

Es una ciudad realmente fascinante. Nuevamente estoy hablando desde el centro de prensa, hay mucho ruido. Acaba de terminar el partido entre Camerún y Australia, la gente va, viene, entra, sale.


 

Pero sigamos hablando de la ciudad que es de una belleza conmovedora, llegamos de madrugada. Las amplísimas avenidas todas vacías, sin autos, con el sol, ese sol tenue, oblicuo, que iluminaba las fachadas. Una ciudad que tiene cosas de París, Venecia, que tiene muchos ríos que la cruzan, palacios, monumentos impresionantes; que está una de las colecciones de arte más grande del mundo, el Hermitage; que está el Palacio de Invierno, que sufrió un asedio terrible durante la Segunda Guerra Mundial -se hizo una película hace muy poco-, que es una dirección básica, hito básico de la revolución rusa y también del mundo contemporáneo.

No tengo palabras para describir la belleza de San Petersburgo. La verdad es que una de las ciudades más lindas que he visto en mi vida, inmaculada; con parques y además culmina con este estadio nuevo, recién construido para el campeonato mundial que es increíble, una especie de OVNI gigantesco que aterrizó al lado del Mar Báltico.


 

El viento acá es bravo, pese a que comenzó el verano, con suerte superamos los 10 grados y la ciudad es barrida por un viento inclemente.

Vamos a estar varios días acá. Mañana les leeré algo relacionado con San Petersburgo, el viejo Leningrado. Por mientras, disfrutamos de un lugar realmente sobrecogedor, impresionante. Ya tendré tiempo de caminar por sus calles; me estoy preparando. Esto es obviamente a la espera del partido de Chile con Alemania.

X