Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Publicidad

El tifón Hagibis obligó a cancelar dos partidos del Mundial de Rugby que se está disputando en Japón

El fenómeno meteorológico impide los juegos de Nueva Zelanda ante Italia y de Inglaterra contra Francia.

El tifón Hagibis obligó a cancelar dos partidos del Mundial de Rugby que se está disputando en Japón

Rugby World Cup . Foto: Getty Images

Dos partidos menos en una Copa del Mundo y un equipo eliminado sin poder jugar. La amenaza que implica el tifón Hagibis puso en jaque a la organización del Mundial de Rugby de Japón 2019. El comité encargado debió anunciar este jueves que suspendía los encuentros de Inglaterra-Francia y de Nueva Zelanda-Italia. Se trata de la primera vez que un encuentro mundialista se cancela, pero la naturaleza manda.

La compleja e inestable meteorología japonesa era conocida al momento de que la World Rugby le otorgara la sede al país asiático y ahora les jugó una mala pasada. La cancelación se debe a la imposibilidad de cambiar la sede de ambos encuentros y la única compensación para los fanáticos será devolverles el dinero de las entradas. Lo más complejo es que el público no podrán ver a dos de los favoritos del torneo.

La organización determinó que ambos partidos finalizaron empatados 0-0. Ingleses y franceses estaban clasificados a los cuartos de final en el Grupo C, pero los italianos tenían una mínima opción de avanzar en el Grupo B si le ganaban a los "All Blacks". Los peninsulares jamás han derrotado a los oceánicos, pero ahora no podrán intentarlo y como su jugador Leonardo Ghiraldini quería retirarse en cancha, lloró con la noticia.

El director del campeonato Ala Gilpin aseguró ante los medios que "la decisión no se ha tomado a la ligera y prioriza la seguridad de jugadores, aficionados y voluntarios. Siempre supimos que había riesgos, pero es raro que haya un tifón de este tamaño en esta época". La magnitud del tifón sería tres veces mayor que el que en septiembre causó la muerte de tres personas en Tokio, donde se espera que impacte el sábado.

La decisión que terminó eliminando a Italia por secretaría, ahora preocupa a un integrante del Grupo A. El domingo el equipo de Escocia necesita vencer a Japón por más de siete puntos de diferencia en Yokohama y ahora temen quedar fuera de la segunda fase por una medida que beneficiaría a los anfitriones. "No trataremos el partido, si no puede jugarse, de forma distinta", dijo Gilpin sobre este caso. 

La selección del "Cardo" pide que su destino se decida en la cancha. "La Scottish Rugby espera que se pongan en marcha planes de contingencia para permitir a Escocia disputar su plaza en los cuartos de final", manifestó un vocero ante la prensa. Este viernes si se jugará Australia-Georgia en Shizuoka por el Grupo D y el sábado Irlanda-Samoa en Fukuoka del Grupo A, un juego que también afecta a los escoceses.

Se planteó mover Inglaterra-Francia a Oita y Escocia-Japón a Sapporo, pero la organización lo descartó al no poder trasladar 140.000 espectadores a estadios más pequeños. Otra opción era retrasar el encuentro de los anfitriones al lunes, pero eso reducía el descanso para enfrentar los cuartos de final. En el Mundial de 2015 la selección escocesa no llegó a semifinales por errores arbitrales y ahora teme lo peor.

X